el olvidado hit ‘Arriquitaun’ lo demuestra

el olvidado hit ‘Arriquitaun’ lo demuestra

Cuando los 80 se adelantaron 35 años a C. Tangana y Rosalía

La mezcla de rap, flamenco con vocablos propios de Andalucía ha pasado por un debate de apropiación cultural cuando artistas como El niño de Elche o Rosalía han alcanzado el éxito internacional utilizando la iconografía y sonidos que se solían asociar a la músicos de etnia gitana. Pero no fueron, ni mucho menos los primeros, y el olvidado hit ‘Arriquitaun’ lo demuestra.

Arriquitaun
Arriquitaun | Agencias

JORGE LOSER | @loserjorge | Madrid | 15/03/2019

Rosalía ha recibido numerosos premios y Grammys Latinos con ‘Malamente’, el primer single de su último disco ‘El mal querer’. El secreto del éxito de su estilo es que hace una fusión perfecta entre el flamenco con un género urbano como el trap. Una mezcla que lleva al delirio con sus videoclips, en los que aparecen sevillanas, nazarenos, vírgenes y toreros combinados con la filosofía del desguace y los camiones de la nueva cultura urbana. Tradiciones frente a la nueva realidad

 

Por otra parte, el jumento llamado C. Tangana reivindica con su trap y escarceos con el reguetón su conexión con la cultura quinqui, también a su modo lo flamenco, pero sobre todo, hace apología del lujo, las fiestas, la droga, los coches de alta gama, el dinero, la mala vida y el sexo casual. Una pose chulesca y rollito de macarra poligonero.

 

No es ninguna sorpresa saber que es coautor de la canción ‘Malamente’, que interpreta su expareja, precisamente, Rosalía. Ambos son representantes de la vanguardia musical española, un reflejo de la experimentación, la evolución, la ruptura con lo anterior incorporando lo antiguo, la portada de cassette de gasolinera y el romanticismo del mundo rumbero. Pero no son nada de eso. Son algo nuevo, una nueva voz. O quizá no tanto. Les presentamos a Emilio Laín.

 

Esta actuación para el programa “Superstar” de televisión Española resume muchos de los elementos rupturistas de la música de la movida. Aunque tengamos idea de que todo fue Alaska y los Pegamoides, también salían propuestas novedosas, imposibles, extrañas y con mezcla de todo tipo de estilos y tendencias. Una de ellas esta especie de mezcla de electrónica, funk, flamenco y rap que repite una y otra vez la misma pregunta de forma medio hablada, medio recitada de forma surrealista, casi como un desafío al público.

La actuación no tiene precio, con su desplante de camiseta de tirantes, con tiros de bala dibujados, haciendo un moonwalk deficiente y con una voluntad de performance que igual te la firmaba Pedro Reyes que Pepe Viyuela. Los dejes flamencos se coronan con la aparición de un guitarrista que tan solo hace un rasgado en medio de la canción, antes de retirarse y enseñar su fabulosa camisa sin tela en la espalda. Imaginen este desplante en la época de Isabel Pantoja y Rocío Jurado saliendo en los recopilatorios de la serie BOOM.

El coro con tres “supremas” con su traje de gitana y dándole un toque kitsch a la escena. Eran 1984 y el joven Laín triunfaba con este tema compuesto por Eugenio Navarro Pérez que tuvo éxito no solo en España, sino también en otros países. La canción ve la luz en forma de Maxi que contenía tres versiones de 'A-Rri-Qui-Taun’. Hay que destacar que la portada del disco fue diseñada por Costus, Enrique Naya y Juan Carrero, el dúo pictórico por excelencia de la movida. No es de extrañar que Almodóvar haya perdido las formas para tener a Rosalía en su nueva película. Por cierto, el tema de Laín también apareció en el programa infantil estrella de los 80, ‘La bola de cristal’.

 

Entre la verbena y el techno surge la famosa y única frase de la letra "¿sabes lo que pasa cuando dices que me quieres, que si sabes lo que pasa cuando dices que me quieres?", que se alterna con la versión en inglés de Almería de la misma pregunta y que nunca llega a tener respuesta en toda la canción. Casi un manifiesto, vamos. La idea se convirtió en un anuncio de aceitunas la española, con el cambio de la letra de “¿Sabes lo que pasa cuando comes aceitunas?” y el absurdo se convirtió en pequeña obra de arte iconoclasta.

No deja de tener su influencia en algunos de los grupos de los 80 como Locomía, o incluso algunos pasajes más absurdos de grupos como ‘Los toreros muertos’ de Pablo Carbonell. En realidad a nadie le sorprendería haber visto la actuación en un sketch de Famino y Cansado. Lo cierto es que no hay mucha diferencia entre el "arsa arsa arsa" de Laín y el “Trá Trá” de Rosalía. O el “drinking tu, drinking yo” y las expresiones de slang en referencia al alcohol de C. Tangana.

Su primer álbum ‘maldita pasión’, producido por el famoso Miguel Ángel Arenas alias ‘El Capi’ no fue mucho más allá y sus siguientes intentos no tuvieron mucha respuesta del público, pero ahí quedan temas como 'Bisnes (Bussines)', 'Intolerancia', 'Agua caliente', 'Yo les contaré', 'Sex Simbol', 'Pero que hago' o 'El malo’ antes de caer en el olvido, en el que se cuenta que acabó perdido en la heroína, después de aparecer como actor en alguna serie de televisión.

¿Fue un fantoche o un visionario? Sea como sea, su estilo y su mítica actuación se han vuelto a hacer hueco por su protoversión del trap andalusí que ahora revienta los altavoces de los coches de los jóvenes de extrarradio.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.