PERIODISMO MUSICAL

PERIODISMO MUSICAL

Cómo hacer una buena crítica de un disco (y no morir apaleado por un fan)

Los críticos: los odias o los amas. Así se lo montan algunos de los más reputados periodistas musicales a la hora de escribir sobre un disco.

La crítica musical puede llegar a ser una profesión de riesgo...
La crítica musical puede llegar a ser una profesión de riesgo... | D.R.

Dani Cabezas | Madrid | 24/02/2017

Voy a contaros un secreto. Durante cinco largos años escribí un blog de música en la web un conocido diario generalista. Era divertido poder abordar casi cualquier tema con total libertad. Incluso, a menudo, me gustaba leer y responder a los comentarios de fans enfurecidos a los que no había gustado tal o cual opinión sobre una banda concreta. Por aquel entonces no existía Twitter, así que los trolls se explayaban a gusto por esa vía o a través de correo electrónico.

Fue precisamente este último medio el que utilizó uno de esos fans, en concreto de la banda de ¿rock? mexicana Maná, para hacerme llegar una amenaza de muerte en toda regla. En un argot que bien podría haber salido de una serie de narcotraficantes, me espetaba que sabía quién era y dónde vivía, y que me iba a hacer algo parecido a la corbata colombiana por haber osado criticar a sus bienamados Maná. Todo tan dulce y acaramelado como la letra de 'En el muelle de San Blás'.

La anécdota me sirve como excusa para, unos años después, abordar a algunos de los más reputados críticos españoles, a los que he formulado las mismas seis preguntas con el objetivo de saber un poco más sobre ese maravilloso y denostado arte consistente en destripar con estilo una colección de canciones.

Hay quien dice que todos los críticos son, en el fondo, músicos frustrados. Y sin embargo, su labor sigue siendo fundamental en la prensa musical. Hablamos con tres de nuestros críticos más reputados y les hacemos las mismas seis preguntas:

1. ¿Cuál es el secreto para escribir una buena crítica?

2. ¿Cuántas veces escuchas un disco antes de escribir sobre él?

3. Hay quien cree que la música es subjetiva. Si es así, ¿para qué sirve un crítico?

4. ¿Has tenido alguna vez algún problema con una banda o artista a los que no le haya sentado bien algo que has escrito sobre su música?

5. Dinos la verdad: ¿alguna vez has hecho una reseña de un disco sin haberlo escuchado apenas?

6. ¿Quiénes son tus críticos de referencia?

Darío Manrique (El Mundo, Esquire)

1. Aparte de escuchar el disco suficientes veces, y saber (o documentarse) sobre los autores y su contexto, lo más importante es hacerte entender por el lector. Y que lo que escribas tenga chicha: si leyera críticas de cuando empezaba seguro que me querría cortar las venas por los topicazos inanes.

2. No tengo un número fijo, pero muchas, muchas. Y es importante -aunque no siempre es posible- que lo escuches a lo largo de varios días, para que se asiente. Mejor escucharlo cinco veces en tres días que 10 en un día, creo yo.

3. Para darte una guía, unas pistas de lo que contiene ese disco. Que te diga a qué suena y qué cuenta y tú como lector decidas si te apetece darle una oportunidad.

4. Bueno, no fue un problema como tal, pero algo ocurrió con M Clan. Escribí para Rolling Stone la crítica del disco 'Sopa fría' (2004), que no me gustó mucho, especialmente por algunos ripios que lo poblaban (Moscú-menú, y así). En la cola para entrar a un concierto de Wilco, poco después, me encontré a Carlos Tarque y a Alejo Stivel, que lo había producido, y Tarque fue muy borde: "Mira, Darío, aquí tienes a tu grupo y tu productor favoritos". Stivel fue mucho más educado. Lo peor es que como no esperaba que me dijera nada me quedé muy cortado y no respondí nada…

5. ¡Nunca! Puede que en algún momento, porque un disco no me dijera nada, metiera más información pura y dura que análisis, pero hacer una crítica sin haberlo escuchado bien no lo he hecho jamás. Sería una falta de respeto tremenda. Al artista y al lector.

6. No sé si está bien tirar para la familia, pero Diego Manrique, por supuesto, es un modelo de eficiencia y claridad enjundiosa en el lenguaje (decir mucho con poco). Javier Blánquez me gusta mucho. También Xavi Sancho, por cómo conecta la música con su contexto o con lo personal: alguna vez se va por las ramas, pero cuando da en el clavo te dice más de un disco en cuatro líneas que si escribiera un sesudo análisis. Aprovecho, ahora que hablo de análisis, para señalar también que uno de los debes de muchos de los críticos españoles, o al menos es algo que me puedo achacar a mí mismo, es que sabemos poco de música, de la parte técnica me refiero, de cómo se hace y se estructura una canción, por ejemplo. No creo que con eso baste para hacer una buena crítica, pero es importante.

Luis J. Menéndez (Mondosonoro)

1. Desde mi punto de vista, a la hora de enfrentarse a una crítica de un disco es esencial informar (y por tanto también estar informado) y ser didáctico. Eso podría aplicarse siempre. Pero en función del disco del que se esté hablando puede haber otros factores: por ejemplo, la conexión emocional que se forma entre el disco, quien plasma sus sensaciones sobre el papel y el lector. O el correcto uso de la ironía o cierta acidez en el caso de una crítica negativa. Es complicado generalizar porque el planteamiento varía tanto como diferentes son los discos que se publican. En cualquier caso, si algo no debe reflejar nunca una valoración de un disco es desinformación.

2. Imposible generalizar. Para empezar porque no es lo mismo escribir cinco líneas para una escueta reseña en alguna revista que hacer una exposición relativamente superficial de un disco o entrar a hacer un análisis en profundidad del mismo. En función de todo eso, de la mayor o menor complejidad del disco y también del dominio que tenga sobre la obra del artista en cuestión, escribir sobre el disco requerirá más o menos escuchas, y también más o menos extendidas en el tiempo. Hay críticas que me quito de un plumazo sin necesitar demasiadas escuchas porque tengo información de sobra al respecto, y otros que pueden obsesionarme durante bastante tiempo 24 horas al día (por ejemplo, el último de Nick Cave, que es un disco que, si eres capaz de entrar, te deja muy tocado)

3. Para informar, plantear puntos de vista, reflexionar y mostrar negro sobre blanco que una canción es (o al menos puede ser) mucho más que una melodía pegadiza.Muy al contrario de la famosa frase de Zappa, a mí personalmente la música me parece un tema fascinante sobre el que hablar y escribir.

4. Creo que no. Sí que me han hecho saber (sobre todo ahora que con las RRSS hay un feedback constantes) que no estaban de acuerdo o que directamente había errado el tiro con cosas que comentaba en la crítica, pero tanto como llegar a tener un problema no recuerdo. El crítico ofrece su punto de vista, y me parece bien que el grupo pueda aportar el suyo, forma parte del juego.

5. Creo que nunca he hecho una crítica pensando que le había dado menos escuchas de las necesarias, aunque a posteriori me haya dado cuenta de que se me habían escapado cosas. En cualquier caso me remito a lo que decía antes: no tiene nada que ver entrar a analizar en profundidad un disco con hacer un comentario de 5 o 10 líneas a propósito de un lanzamiento.

Todo esto está muy conectado también con la crisis del periodismo, lo que se paga por pieza al plumilla, las tarifas publicitarias online y la exigencia que los medios tienen a día de hoy de producir contenidos de forma constante. Además la crítica o el “reseñismo” creo que es una faceta del periodismo musical en crisis por dos cuestiones: 1) el público accede a la música prácticamente en igualdad de condiciones que el periodista, y puede formarse su opinión de un disco prácticamente al mismo tiempo 2) debido a las cuestiones económicas que comentaba antes es complicado que el periodista se tome su tiempo para desarrollar un texto interesante y con cierta profundidad. Además de otra cuestión: entre la infinidad de discos que se publican no son tantos los que dan para desarrollar una crítica interesante y alejada de lugares comunes, la verdad.

6. Del medio en el que trabajo, MondoSonoro, Joan Luna por su capacidad de seguir emocionándose con nuevos discos y trasladarlo al papel; y Enrique Peñas, alguien con criterio, conocimientos y muy fino en la escritura (lástima que precisamente por las exigencias laborales últimamente esté haciendo menos crítica musical). De otros medios me alucina la capacidad de trabajo de Sebas de Jenesaispop, que además es plumilla todo terreno. De los clásicos me gustaba mucho Félix Suarez, un tipo con un conocimiento enorme de lo que habla y un estilo sencillo, nada afectado, que básicamente busca comunicar, pero desgraciadamente en los últimos años se prodiga muy poco.

Jorge Obón Durán (El Telescopio, Mondosonoro)

1. Para escribir una crítica que pueda decir algo sobre un disco, hay que vivirlo, tratar de adaptarlo a tu vida. La escucha clínica de un disco no conduce a nada.

2. Depende mucho del disco. Hay algunos con los que descubrirás detalles años después de su publicación, y otros que necesitan un poco menos de atención. La intención del disco te lo dirá.

3. La música es sensación y arte: es un punto de vista subjetivo. Las críticas también son inevitablemente subjetivas y sirven para hacerse una idea de lo que encierra un punto de vista desde otro punto de vista; pero esto no es un secreto, ¿verdad?

4. Sí, claro, y algunas ocasiones ha sido muy desagradable. No digo más.

5. ¿Es que antes estaba mintiendo? Siempre lo he escuchado, otra cosa es que haya una hora de cierre de edición y hubiera que hacerlo con demasiada prisa, y cuando lees lo que te han publicado, desees morirte rapidito.

6. En España, sin orden concreto, César Estabiel, David Saavedra, Joan Luna, Félix Suárez, Rafa Cervera, Jesús Ordovas... ¿sigo? Hay que ser muy respetuosos con los maestros.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.