uno de los álbumes más influyentes de la historia del hip hop

uno de los álbumes más influyentes de la historia del hip hop

25 años de ‘Ill Communication’, el disco de Beastie Boys que expandió los horizontes del rap

Se cumple un cuarto de siglo de uno de los álbumes más influyentes de la historia del hip hop y uno de los más aclamados de los 90. Coincidiendo con el aniversario, un documental repasa la historia de su grabación.

Beastie Boys
Beastie Boys | Getty Images
Dani Cabezas
  Madrid | 10/06/2019

La historia de la música popular está protagonizada, a grandes rasgos, por dos tipos de artistas claramente diferenciados: por un lado, los que se mantienen fieles a un estilo y a una manera de componer canciones en la que se sienten cómodos y en sintonía con sus fans. Por el otro, aquellos que hacen gala de una inquietud creativa que se plasma en una búsqueda constante de nuevos horizontes sonoros, lo que convierte cada nuevo disco en una impredecible caja de sorpresas.

En el ecuador de los años 90, los neoyorquinos Beastie Boys parecían haber dado con la tecla y tenerlo todo a favor para instalarse cómodamente en la primera de esas dos tipologías de grupos. Tras dar sus primeros pasos en los 80 en el mundo del hardcore-punk a base de composiciones furiosas plasmadas en EPs como ‘Polly Wog Stew’ (1981) y ‘Cooky Puss’ (1983), el trío de Brooklyn había empezado a coquetear con el incipiente mundo del rap.

Arrasaron. Lo hicieron gracias a hits como ‘Fight for your right (to party)’ o ‘No sleep till Brooklyn’, de su disco ‘License to Ill’ (1986), que vendió 9 millones de copias y se convirtió en el primer álbum de rap en encabezar las listas Billboard. Lo hicieron con ‘Paul’s Boutique’ (1989), algo incomprendido en su día y posteriormente elevado a la categoría de disco de culto, y lo volvieron a hacer con ‘Check your head’ (1992), contribuyendo de manera decisiva a llevar a las masas una propuesta musical que era patrimonio casi exclusivo de las minorías negras. Con Beastie Boys, el rap empezó a ser, también, música de blancos.

Beastie Boys estaban en lo más alto. Se lo estaban pasando en grande -de hecho, la diversión es el denominador común de toda su discografía- y sus giras eran multitudinarias. Y sin embargo, optaron por no acomodarse. Influenciados por la constante escucha de gigantes del soul o el funk como Sly Stone, James Brown o The Meters, el trío dio un paso más en su coqueteo con los instrumentos que ya habían dejado entrever en anterior álbum, y se dispuso a crear el disco más ecléctico, variado y ambicioso de su carrera.

En ‘Ill Communication’, entre partidas de baloncesto, pizzas a domicilio y toneladas de marihuana, Beastie Boys lo hicieron todo. Alternaron sus característicos cortes de rap construidos a base de adictivos samples y rimas descaradas (’Shure Shot’, ‘Root Down’, ‘Flote Loop’) con pasajes instrumentales de inspiración jazz, funk y soul (‘Sabrosa’, ‘Ricky’s Theme’, ‘Transitions’), pildorazos de frenético hardcore-punk (‘Tough Guy’, ‘Heart Attack Man’), sonidos tibetanos e incluso proclamas feministas, algo prácticamente insólito en el género en aquel momento, fruto de las inquietudes políticas y espirituales de Adam Yauch.

Grabaron guitarras, bajos, contrabajos, órganos, percusiones latinas y hasta violines. 20 canciones para todos los gustos que, al mismo tiempo, mantenían intacto el espíritu de la banda.

Paradójicamente, la canción que menos tiempo tardaron en componer (apenas unos minutos durante una sesión de improvisación en el estudio), ‘Sabotage’, acabaría convirtiéndose en el primer single y, a la postre, e un himno generacional. En parte, gracias a un inolvidable e hilarante vídeo de estética vintage dirigido por Spike Jonze.

 

Ahora, cuando se cumplen 25 años de la salida al mercado de aquel álbum que algunos (como la revista Rolling Stone) llegaron a catalogar como “el Sgt. Peppers del hip hop”, ve la luz ‘Still Ill: 25 years of Ill Communication’, un documental lanzado por Amazon Music que puede verse de manera gratuita en YouTube en una versión abreviada de 15 minutos.

 

En ‘Still Ill’, AdRock (Adam Horovitz) y Mike D (Michael Diamond), los dos miembros fundadores de la banda junto a Yauch (que falleció de cáncer en 2012, al mismo tiempo que la banda ingresaba en el Rock and Roll Hall of Fame) repasan el proceso de grabación del disco y su abrupta maduración como banda.

Lo hacen, además, acompañados de algunos de los músicos que participaron en él, como el teclista Mark “Money Mark” Nishita o el productor Mario Caldato, y de la mano de imágenes inéditas. Un merecido homenaje a una banda irrepetible y a un disco único.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.