TODO LO QUE DA DE SÍ UN FILME

TODO LO QUE DA DE SÍ UN FILME

Analizamos el fenómeno franquicia a través del Proyecto de la Bruja de Blair

Franquicia. Esa palabra que a muchos les suena a Telepizza para es otro tiene el "clin-clin" de la caja de hacer dinero, sobre todo en el cine. Podríamos habernos fijado en Star Wars (y su creador, George Lucas) pero hemos preferido centrarnos en un ejemplo menos evidente: El proyecto de la bruja de Blair. Parecía que la original fue un fenómeno aislado, pero que va: tuvo secuela, documentales complementarios, cómics y hasta videojuegos que expandían su mitología durante la fiebre de la bruja que siguió su estreno.

Jorge Loser | Madrid | 14/12/2016

El proyecto de la bruja de Blair podría parecer una película aislada, pero su "universo expandido" es enorme.
El proyecto de la bruja de Blair podría parecer una película aislada, pero su "universo expandido" es enorme. | D.R.

Todo filme de culto que se precie tiene su legión de fans que exigen material relacionado. Libros, cómics y por supuesto, más películas. El conjunto de toda esa ficción periférica tiende a llamarse fan fiction, pero cuando viene de alguna fuente oficial, es decir dueña de los derechos, se le bautiza como universo expandido. Bien, el caso de El proyecto de la bruja de Blair no se quedó solo en la película de metraje encontrado que todos conocemos, hay mucha ficción complementaria, paralela, trasversal y tangente en múltiples formatos.

Cuando Artisan Entertaiment vio el pastizal que entraba en sus arcas gracias a esa pequeña película casi casera que habían decidido distribuir, aflojaron las tuercas y permitieron que la industria multimedia se apoderara del concepto y leyenda de la bruja, y hubo una avalancha de programas, textos y hasta muñecos que expandían la mitología hasta hacerla un producto, de tal forma que la propia secuela acabó con el paseo con un fracaso artístico y comercial lógico. Pongamos un poco de orden al cajón desastre.

El proyecto de la bruja de Blair. | D.R.

LAS PELÍCULAS

Curse of Blair Witch (1999)

Es de sobra conocido que el género found footage de terror no sería el mismo sin El proyecto de la bruja de Blair, lo que no queda tan claro es que el género primo hermano, el mockumentary o falso documental, de terror, que a menudo se describe como una evolución de BWP también tuvo un germen importante en la propia película. Este pequeño documental, también dirigido por Eduardo Sanchez y Dan Myrick se emitió en SciFi Channel como argucia comercial, para conseguir dotar de más verosimilitud a la película, pero al mismo tiempo, lograba dotar de más consistencia la leyenda de la propia bruja, Elly Kedward y el episodio de Rustin Parr, el asesino de niños.

The Burkittsville 7 (2000)

Cuando tocó proyectar la película en televisión, Showtime quiso repetir la jugada del SciFi Channel con otro mockumentary que pudiera replicar el éxito de audiencia del anterior. Ben Rock, el diseñador de producción de la original, se encargó aquí de explicar una teoría alternativa a la “oficial” sobre la matanza de los siete de Burkittsville, asesinatos asociados a Rustin Parr. Una teoría satélite de las originales que supone una mirada diferente a la mayoría de ficción.

El proyecto de la bruja de Blair 2: Libro de sombras (2000)

Artisan se frotaba las manos pensando que una historia en la que la primera película tenía un papel metafilmico podría abrirles posibilidades para nuevas mitologías y merchandising. Nadie entendió esta secuela que no se diferencia tanto, en el fondo, a la nueva (un grupo de jovencitos que van al bosque para tratar de estudiar el fenómeno) y jugaba con sus propios misterioS para convertirse en un curioso y diferente ejemplo de terror psicológico aplicado al cine de terror adolescente, que en la época post Scream no era moco de pavo.

Shadow of the Blair Witch (2000)

Otra vuelta de tuerca a los falsos documentales relacionados con la franquicia, otra nueva jugada de Ben Rock para Scifi Channel que explora las consecuencias de la maldición de la bruja en relación con el asesinato en masa que habría inspirado la secuela oficial y que interconexiona el mito con cultos y suicidios rituales reales. Me atrevería a decir que es mejor que la propia secuela.

El proyecto de la bruja de Blair. | D.R.

LA WEB

Hubo un tiempo en el que la web de la película, blairwitch.com, no era exactamente igual que cualquier web de película de estudio, tal y como podemos encontrarla hoy, fue uno de los aparatos principales para crear la ilusión de que la película había sido encontrada realmente. El flujo de información en la red era pobre, pero aún no se cuestionaba su validez. Hasta un año de preparación de contenidos, historia, evidencias y fotos antes del estreno de la película acabaron convirtiéndose en un archivo documental ficticio en el que se puede divagar durante horas. Toda la información se puede seguir consultando aquí.

El proyecto de la bruja de Blair. | D.R.

LOS LIBROS

The Blair Witch Project: El expediente del caso (1999)

Publicado como complemento, es un compendio de la información disponible en la web en forma de investigación policial. Archivos, cartas, entrevistas, una guía rúnica con la que se pueden interpretar los símbolos de madera encontrados en el bosque, e incluso el diario encontrado junto a el metraje de los tres chicos desaparecidos. Lo curioso es que trata de crear una historia propia a través de toda la documentación, como si fuera un falso documental hecho en papel.

The Secret Diary of Justin Parr (2000)

Daniel Stern, el autor del anterior, propone otra novela en forma de falsa investigación. En este caso, el alter ego ficticio del autor encuentra una confesión secreta de Parr, en la que sostiene no haber cometido los crímenes que se le asignan, lo que entroncaría con las teorías del documental The Burkisville 7.

The Blair Witch Files (2000-2001)

Una colección de ocho novelas juveniles de terror con una estructura similar a los Expedientes X , tan populares en aquella época. La historia sigue a una prima de Heather Donahue en la búsqueda de su familiar, mientras va investigando diferentes sucesos paranormales en la zona. A pesar de que usualmente se sacan del canon de Blair Witch, la última película de la saga tiene un punto de partida similar, pero es su hermano menor el que va a buscar a Donahue.

El proyecto de la bruja de Blair. | D.R.

LOS CÓMICS

The Blair Witch Project Nº 1

Un número único que salió al mismo tiempo que la película, no aporta nada a la mitología, salvo una versión narrada de los tres hechos clave en la línea temporal de la leyenda. La historia del ajusticiamiento de Elly Keward, La matanza de Coffin Rock, en la que una brigada de búsqueda de un niño perdido apareció masacrada en el bosque y la historia de Rustin Parr, el hombre manipulado por la bruja para asesinar niños.

The Blair Witch Project: Dark testaments (2000)

Otro número único con más sobre Rustin Parr, aquí un estudio sobre el personaje contado a través de un antiguo compañero de clase que ayuda a profundizar en el lado humano del asesino, antes de que la Bruja de Blair le hechizara para matar a siete chiquillos. Muestra un lado más humano del asesino a través de los dibujos de un por entonces desconocido Charlie Adlar, dibujante popular por ponerle huesos y tinta a los muertos de The Walking Dead.

The Blair Witch Project :Cronicles (2000)

La primera miniserie de cuatro números de cómic, en cada una de ellos una historia diferente relacionada de alguna manera con la leyenda de los bosques de Burkittsville, desde primeros del siglo XIX a pocos años antes de los hechos de la primera película.

El proyecto de la bruja de Blair. | D.R.

LOS VIDEOJUEGOS

The Blair Witch Project: volume I-III (2000)

La cosa no podía volverse más raruna. En poco más de un año también teníamos una colección de juegos de survival de terror, tipo Alone in the Dark, basados en las diferentes historias que cuentan todos los libros y documentales que hemos visto, pero expandiéndolas con más convicción y extensión que estas. Otra cosa es la falta de coherencia en otros aspectos, como esas luchas con demonios del bosque con forma de fantasmillas, o la sugerencia de que la bruja de Blair no existe realmente.

The Blair Witch Project McFarlane Toys (2001)

Es un producto oficial, pero realmente nadie lo quiere dentro del canon del universo. La representación de la bruja de Blair de la serie Movie Maniacs 4 se hizo sin tener ninguna referencia real en lo rodado, salvo una especie de monigote incluido en los libros, y la verdad no podía haber quedado más kistch. El creador de Spawn convierte a la bruja en un villano de terror genérico, con sus colmillos, garras, ojos rojos y ropas extrañas, como si hubiera salido de sus cómics. No contento con una, sacó dos interpretaciones del mito a cada cual más penosa. Por cierto, en la última película hay un vistazo rápido a la que se supone que es la bruja.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.