VENGADORES: ENDGAME Y JUEGO DE TRONOS

VENGADORES: ENDGAME Y JUEGO DE TRONOS

La tiranía del spoiler: ¿nos estamos volviendo locos con no destripar series ni pelis?

El estreno de 'Vengadores: Endgame' y de la última temporada de 'Juego de Tronos' ponen sobre la mesa un tema seriéfilo habitual: los spoilers. Pero, ¿qué es exactamente un spoiler? ¿Siempre nos han preocupado? ¿Estamos demasiado pesados con ellos en la era de Twitter?

Kit Harington, como Jon Snow, en 'Juego de Tronos'
Kit Harington, como Jon Snow, en 'Juego de Tronos' | HBO
VÍCTOR M. GONZÁLEZ
  Madrid | 29/04/2019

'Rosemary's Baby' se tituló en España 'La semilla del diablo'. Exacto: la aclamada película de terror que Roman Polanski estrenó en 1968 contenía en la traducción del título la resolución de la trama. El spoiler, vamos.

Y eso no impidió que muchas personas acudieran a verla, ni que se convirtiera en una obra maestra del cine, ni siquiera que, si nos acercamos ahora oliéndonos la tostada, no la podamos disfrutar como la experiencia cinematográfica emocionantísima que es. Es una muestra de muchas de que la paranoia por el spoiler es un fenómeno moderno.

Hace años, a los directores y productores no les importaba hablar de lo que pasaba en sus películas, incluso antes del estreno, y la gente acudía al cine incluso sabiendo lo que iba a pasar. Hoy, un gesto tan sencillo como decir si una serie te ha gustado o no puede suponer una batalla ideológica incesante. Y no solo afecta a los espectadores: los rodajes se blindan de formas que impiden saber a los actores qué están grabando.

Estas últimas semanas son el ejemplo perfecto de que la fiebre del spoiler ha alcanzado un momento álgido, y seguro que sabes por qué lo decimos. La octava y última temporada de 'Juego de Tronos' ha llegado por fin a nosotros, y también lo ha hecho 'Vengadores: Endgame', desenlace de la popular saga de superhéroes de Marvel. Y entendemos perfectamente que no quiere saber lo que pasa.

Nosotros tampoco queremos. Está claro que una experiencia cinematográfica o televisiva puede ser más intensa si te enfrentas a ella de 0, si no conoces sus giros narrativos ni cómo sus autores han decidido clausurar la historia. Pero a esto podemos hacerle dos apuntes.

El primero, que conocer lo que va a pasar no quiere decir que no vayas a disfrutar; piensa en todas las películas que ves una y otra vez y te encantan. El segundo, lo que entendemos por spoiler. ¿Hablamos de revelaciones importantes o de opiniones que valoran un título en su conjunto? ¿Debemos cuidar solo lo primero?

Del "Yo soy tu padre" a 'El sexto sentido'

Todd VanDerWerff, del portal estadounidense 'Vox', explica en un interesante artículo la manera en que la paranoia del destripe, en lugar de asegurar el disfrute de productos culturales, está haciendo de ellos un campo minado. Y plantea además una breve historia del spoiler en la que recuerda que las tragedias griegas anunciaban en su apertura lo que iba a pasar, y que Shakespeare se inspiraba ya en relatos históricos que conocía todo el mundo.

También que George Lucas contó en un medio (todo) el argumento de 'Star Wars' mucho antes del estreno de la primera entrega de la saga, en los 70. Piensa además que muchos spilers son cultura pop: el "Yo soy tu padre" de 'Star Wars', la semilla del diablo en 'La semilla del diablo', Norman Bates con peluca apuñalando a Marion Crane en 'Psicosis', o el giro de 'El sexto sentido' en el que Bruce Willis está muerto. ¿Alguien dejaría de verlas por saber el final? ¿No es injusto valorar una obra de arte solamente por la resolución de su historia?

Pero VanDerWerff también se centra en la forma en que la fiebre por el spoiler está cambiando cómo se ruedan las películas y las series, y para entender esto debemos volver a 'Juego de Tronos' y a 'Vengadores: Endgame'. El periodista se hace eco de unas declaraciones de Brie Larson, de 'Capitana Marvel', en las que la actriz explicaba que ni siquiera sabía que iba a filmar 'Endgame' hasta que llegó al set de la película, y que tampoco le habían dado el guion.

Cuando lo compartieron con ella, vio que todo estaba censurado, excepto sus líneas. Eso le impedía hacerse una idea amplia de cuál iba a ser el arco narrativo de su personaje en ella. El caso de 'Juego de Tronos' también es curioso: los productores tuvieron que prohibir el acceso a una de las zonas del rodaje en España para que los curiosos no pudieran interpretar qué importante escenario de la serie estaban ambientando, e incluso se rumoreó con que los actores iban a grabar con un pinganillo para evitar que se filtraran los guiones.

El spoiler en la era de Twitter

Merece la pena recordar que el spoiler no era algo que le importara a nadie hasta que entró en juego internet. Entre finales de los 90 y comienzos de los 2000, las series irrumpieron con fuerza en el imaginario de la cultura pop, ya no como producciones minoritarias, sino como ficciones de calidad que además movía a millones de personas. Los medios especializados empezaron a alzarse poco a poco como negocios más que rentables.

De hecho, fenómenos como el romance entre Scully y Mulder, de 'Expediente X', no parecía algo tan real hasta que sus fans se reunieron en foros virtuales para comentarlo, y no olvidemos la sensación que supuso 'Perdidos' en todo el mundo, gracias al consumo online y a las incipientes redes sociales. Ha sido en la era de Twitter cuando todo se nos ha ido de las manos: no es que no podamos hacer spoilers de giros narrativos importantes, que es lo que lógicamente debemos evitar, sino que ni siquiera podemos compartir opiniones más amplias.

No obstante, hay consejos que pueden ayudarnos a navegar las procelosas aguas del spoiler en las redes sociales. No solo para librarte de conflictos, sino por respeto a los demás.

Lo primero, que te guíes por la idea germinal del spoiler, que consiste en destripar un evento importante de una serie o una película. No es un concepto tan relativo como algunos nos quieren hacer creer: todos sabemos qué se puede contar y qué no, y las opiniones generales sin detalles no deberían ser un motivo de conflicto en este terreno.

Lo segundo, que guardes un tiempo prudencial para ciertos giros del título en cuestión. Está claro que puedes hablar de lo que pasa con Bruce Willis en 'El sexto sentido', que se estrenó en 1999, pero ten cuidado con los últimos episodios de 'Juego de Tronos'.

Y, por último, en el caso de que vayas a abordar un spoiler, avisa de todas las formas posibles, con exclamaciones si vas a tuitearlo, o advirtiendo a tu interlocutor si estás teniendo una charla. No hay más. Fácil, ¿verdad?

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.