Este corto analiza la evolución de la belleza a través de la historia de la humanidad, desde el año 28.000 antes de Cristo hasta nuestros días. Aquí la directora de animación Anna Ginsburg ha plasmado los gustos de las épocas, los deseos y las perversiones que han modelado la mujer, admirándola y tiranizándola.

'What is Beauty' se zambulle en la imagen de la mujer a lo largo de la historia, desde los primeros rastros de arte prehistórico hasta los iconos actuales, como Madonna y Kim Kardashian. La percepción de la mujer, en sociedad, ha redibujado sus formas y también su salud.

La autora del corto, Anna Ginsburg, ha sufrido esta percepción de la belleza por medio de su propio drama familiar, su hermana de 20 años está hospitalizada a causa de la anorexia que sufre desde los 12 años. Es alimentada mediante un tubo.

“Este es mi testimonio sobre el sufrimiento de mi hermana durante los últimos ocho años. Me ha hecho pensar mucho sobre los ideales occidentales de belleza. Esta crisis de salud mental en los jóvenes refleja algo sobre nuestra sociedad y sus valores fundamentales”, reflexiona Anna.

Este fue el inicio del proyecto, que Ginsburg pretendió dedicar a cada mujer. “Todas estamos en el mismo barco, expuestas a ideales inalcanzables y a menudo peligrosos”, comenta Anna.

Estéticamente, el cortometraje muestra una ilustración azul que va cambiando y muta en función de los gustos de cada época. Manteniendo una uniformidad a través de las formas femeninas a medida que se transforman.

El azul que tinta estas imágenes es, casualmente, el color con el que originalmente se asoció la feminidad en el arte antiguo y en la iconografía religiosa, que el azul sea un color masculino es algo reciente.

 

El cuerpo femenino se contrae, se expande y se estira constantemente, y hacia el final la figura femenina se ve a través de la tecnología, entrando en un plano insólito, donde ya no es tan relevante como se es realmente, sino la imagen que se da en redes. “La belleza ahora se distorsiona de forma dolorosa y peligrosa”, afirma Anna Ginsburg.

“Me gustaría que mi proyecto sea capaz de mostrar el ritmo al que cambia el tipo de cuerpo 'ideal' y que inspire a la gente a rechazar estos estereotipos o verlos en el contexto de todo lo que ha sucedido antes", finaliza.