EL FIN DE LA ERA DE LOS ANTIHÉROES TELEVISIVOS

EL FIN DE LA ERA DE LOS ANTIHÉROES TELEVISIVOS

Tira tu camiseta de estos personajes tóxicos de las series: son unos capullos

¿Recuerdas cuando la televisión estaba plagada de antihéroes despreciables que nos gustaban por su forma de explorar los límites morales, por su descenso a los Infiernos, por demostrarnos que en nuestra humanidad también hay maldad? Podríamos decir que ahora nos encontramos en el momento contrario, en el de la reivindicación de los hombres buenos (o de los que quieren serlo). Esto no significa que todas aquellas series tengan que dejar de gustarte, pero quizá sí es el momento de dejar de idolatrar, de considerar unos 'cracks', de colgar posters y camisetas, de tipos que, como poco, destruyeron a su familia por su cobardía y por su ego.

Walter White - 'Breaking Bad'
Walter White - 'Breaking Bad' | Agencias

VÍCTOR M. GONZÁLEZ | @VictorMGonz | Madrid | 09/10/2018

Walter White

Hay dos maneras de entender a Walter White, el gran personaje de Bryan Cranston en 'Breaking Bad': como un hombre que se encuentra a sí mismo antes de morir o como uno que usa la enfermedad como excusa para dar rienda suelta a su lado ególatra y criminal. La segunda no es solo la correcta, sino que también es la que la serie quiso transmitirte con ese final (en particular, el episodio 'Ozymandias'): un tipo bueno que se destruye a sí mismo y a su familia. Si te perdiste en la ficción y te quedaste con el primer Heisenberg, vuelve a la Tierra.

Tony Soprano

Es probablemente quien lo comenzó todo. Está claro que Tony Soprano, esa magistral creación a la que dio vida el ya fallecido James Gandolfini, no fue el primer gran antihéroe televisivo (tal vez ese título es para Archie Bunker, de la comedia de los 70 'Todo en familia'), pero sí el que espoleó esa cosecha de series con tipos desgraciados al frente. 'Los Soprano' es una serie sobre la masculinidad tóxica, la familia y la responsabilidad, también sobre un hombre cobarde y pusilánime, incapaz de aceptar sus propios sentimientos y alejarse de lo que le hacía infeliz.

Don Draper

¿Quién no querría ser Don Draper, con ese estilazo, ese ingenio y ese atractivo a la que no se puede resistir ninguna mujer? Es por eso por lo que siempre te ha encantado el protagonista de 'Mad Men' (inolvidable Jon Hamm en su papel), y es un retorno a esa idea tan legendaria de que los genios tienen que ser unos capullos. Así es cómo la cultura retrata también a pintores, escritores, científicos… Pues no es así. Que seas un hacha en tu profesión no significa que los demás tengan que sufrir tus miserias, tus desplantes, tus desprecios y tu mal humor.

Stringer Bell

Antes de que Idris Elba se hiciera mundialmente famoso (¿fue gracias a 'Luther' o fue gracias a 'Thor'?), el actor británico dio vida a uno de los villanos más letales y carismáticos de la hornada de antihéroes de los años 2000. Era Stringer Bell, uno de los narcos de la aclamada 'The Wire', relato sobre las consecuencias del tráfico de drogas y del racismo institucional en la malograda Baltimore. Bell fue un hombre capaz de sobrevivir a su triste origen y convertirse en un gran empresario, pero también un hombre que vendió a los suyos y a su ciudad por dinero.

Dexter Morgan

Estamos tal vez ante la culminación de los antihéroes. ¿Qué tipo de hombres a los que vamos a intentar entender ahora son los más despreciables? Exacto, a los asesinos. Pocos años después llegaría 'Hannibal', mucho más aplaudida, y sinceramente, mucho mejor. Al menos esta no nos quiso hacer creer que el doctor Lecter tenía algo que comprender. Dexter Morgan, el psicópata de Miami al que interpretó Michael C. Hall en la homónima 'Dexter', fue uno de los antihéroes más icónicos de esta edad de oro. Seguro que tu cuñado tiene una camiseta con su cara.

Dexter Morgan | Agencias

Frank Underwood

Es el ejemplo perfecto de por qué debes desterrar de tu Panteón a todos estos personajes. Que Frank Underwood te dé morbo seriéfilo lo podemos entender, pero que digas que hay que separar al artista de su obra cuando hablamos de Kevin Spacey es de juzgado de guardia. El actor que en pleno Me Too ha sido acusado de violación en múltiples ocasiones dio vida en 'House of Cards' a un político norteamericano capaz de (literalmente) cualquier cosa para medrar en la Casa Blanca. De hecho, se convirtió en presidente. ¿No te suena esto a algo real?

Ross Geller

El de Ross Geller es un caso diferente, porque ni siquiera es un antihéroe de la televisión de calidad, sino un personaje de sitcom (una muy buena, eso sí, la mítica 'Friends') al que nos quisieron colar como buen tipo. En un momento de revisión de actitudes machistas en la Meca del Cine, de producciones con mensajes problemáticos, el personaje de David Schwimmer es uno de los más criticados. Comprensible, ¿no? Hablamos de un hombre celoso y manipulador emocional que la historia de la televisión casi hace pasar como un héroe romántico.

Ross Geller | Agencias

Al Swearengen

¿A quién no le puede molar Al Swearengen? Ian McShane ('American Horror Story', 'Kings', 'American Gods') está presente en nuestro aniversario con protagonistas despreciables, pero tal vez ninguno como el tabernero del 'western' 'Deadwood'. Era muy divertido, eso es verdad, y manejaba el arte de los insultos como ningún villano catódico. Pero no era precisamente un dechado de virtudes: un mafioso proxeneta y asesino capaz de vender a su ciudad, enfrentada a miles de amenazas en el salvaje Oeste, por llenarse los bolsillos. Aprendamos a odiarlo.

Sherlock Holmes

Es una de las elecciones que más nos duelen de esta lista, pero es que Sherlock Holmes es un tipo muy despreciable. ¿Recuerdas lo que decíamos de Don Draper y los genios capullos? Pues es otro ejemplo ideal. Nos encanta Sherlock, revisión del legendario detective que popularizó el guionista Steven Moffat, y nos encanta Benedict Cumberbatch en este papel, pero deja de decir que es un 'crack' de una vez por todas. Estamos ante un misógino y un misántropo de manual, y otro manipulador emocional. Resolverá muchos casos, pero a ver quién lo aguanta.

Negan

Terminamos con una decisión especial, porque este personaje tampoco pertenece a la era del antihéroe televisivo, y además es un villano incuestionable, pero de esos que a cierto público le encanta simplemente porque son violentos porque sí, porque les da la gana. No, nosotros tampoco lo entendemos. Negan es el personaje al que Jeffrey Dean Morgan interpreta en 'The Walking Dead', un enemigo mítico de los cómics que llegó a la serie para reventar cabezas con su espinado bate de béisbol. Que pare esta locura. Si admiras a Negan, háztelo mirar, en serio.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.