nos adentramos en sus raíces atípicas en un filme comercial

nos adentramos en sus raíces atípicas en un filme comercial

De Star Wars a Mad Max y el steam punk, 8 películas que influenciaron Mortal Engines

El nuevo artefacto fantástico de Peter Jackson tras sus aventuras en los mundos de Tolkien es una adaptación de una novela juvenil que tiene sus raíces en diversas piedras angulares del cine de aventuras, ciencia ficción y fantasía. Desde las primeras adaptaciones de Julio Verne, la estética steampunk a ‘La guerra de las galaxias’, nos adentramos en sus raíces atípicas en un filme comercial.

Mortal Engines
Mortal Engines | Agencias

JORGE LOSER | @loserjorge | Madrid | 21/12/2018

Una invención diabólica (1958)

 

Un científico de renombre mundial y su asistente son secuestrados por una banda de piratas merodeadores en un submarino y llevados a un reino submarino dirigido por el Conde Artigas, que quiere que les ayude a perfeccionar un arma atómica de destrucción masiva. Entre las novelas e historias del autor de ciencia ficción Julio Verne adaptadas para la gran pantalla, ninguna se llegó a acercar a la innovación visual de esta película animada del director checoslovaco Karel Zeman. Combina todo tipo de trucos y efectos: exposiciones dobles, animación pintada, animación recortada, animación stop-motion, títeres, miniaturas, modelos, pinturas de fondo… Es una maravilla visual y posee la estética clásica de las ficciones basadas en Verne y lo que ha ido estableciéndose como el Steampunk. Ganó numerosos premios y fue votada en 2010 como la cinta más exitosa de la República Checa hasta ese momento. ‘Mortal Engines’ también tiene zeppelines, aviones y villanos que quieren armas megatónicas.

El dueño del mundo (1961)

 

En el siglo XIX, varios globos aerostáticos son hechos prisioneros de un loco que está decidido a terminar la guerra en el mundo al destruir barcos de guerra con su fortaleza aérea. Otra epopeya verniana, esta vez con las secuencias de efectos especiales con menos encanto y algo envejecidas. La historia es un refrito de ‘20.000 leguas de viaje submarino’, pero en el cielo en lugar del océano. Sin embargo el guion del maestro de fantástico Richard Matheson es sólido y aparta las canciones y animalitos a un lado para dejar paso al gran villano del cine americano de los 60, Vincent Price al que acompaña un pipiolo Charles Bronson como héroe principal de la historia. Arco bélico distópico, muchos dilemas morales inherentes y una naturalidad de la vida en las alturas que parece haber recuperado ‘Mortal Engines’, en donde hay ciudades aéreas y aerostáticos de diseños vintage que bien podrían ser parte de la flota de este tirano.

La saga ‘Star Wars’

 

En la cantidad de semejanzas de la película guionizada por Peter Jackson con la saga galáctica de George Lucas tenemos a Londres, una ciudad voraz y móvil que recorre Europa y engulle recursos y posee un arma secreta que destruye ciudades enteras con un solo disparo, básicamente, una Estrella de la Muerte El protagonista masculino, Tom, también es un piloto aspirante con mucha habilidad como Skywalker y acaba siendo él el que destroza el arma, tal y cómo hacía el personaje de Mark Hamill. También tenemos a un Boba Fett en la figura del zombie Shrike, quien como aquel se infiltra y ataca en una Ciudad en el Cielo como Bespin de ‘El imperio Conraataca’. Y por fuera poco, (SPOILERS) también hay un momento de revelación paterna de Hester, con el villano, al que solo le falta decir el "¡Yo soy tu padre!" de Darth Vader.

Seguros permanentes Crimson (1983)

 

Este pequeño corto de Terry Gilliam aparecía como introducción de ‘El sentido de la vida’ y se adelantó a ‘Mortal Engines’ en eso de utilizar edicifios que se transforman en poco más que barcos piratas rodantes. Muy divertido y con un uso ingenioso de accesorios y el entorno auqneu más que como distopía de ciencia ficción funcionaba como alegoría casi iconoclasta, con el clásico comentario cultural de Gilliam, ya profético de la vida moderna de oficinas, muy al estilo de su ‘Brasil’, en la que convertía un mundo burocratizado en una pesadilla Kafkiana. En esta los suministros de oficina funcionan como accesorios de guerra, como una fantasía de funcionarios deprimidos en la hora del café. Gilliam dirigiría ‘Las Aventuras del barón Muchausen’ cinco años después, lo que le convierte en todo un profeta del steampunk.

La saga Mad Max

 

Todo el ángulo postapocalítico de ‘Mortal Engines’ está hecho a medida del universo destartalado de George Miller. En esta, el recurso con el que se mueven las ciudades es la sal, pero todas se mueven con esa misma necesidad. También hay ciudades de paz como en la segunda parte y algunos saqueadores anárquicos que se encuentran independientes. Pero sobre todo, claro, hay carreras a toda velocidad por carreteras desvencijadas, que aquí son restos de surcos. ‘Mad Max’ tiene un origen en la ficción australiana mientras que ‘Mortal Engines’ proviene del imaginario Kiwi, pero las similitudes están ahí.

El castillo ambulante (2004)

 

A diferencia de ‘Mortal Engines’ esta pieza del añorado Estudio Ghibli es una película maravillosa con una animación brillante. Pero tiene un elemento que parece directamente prestado de la producción de Peter Jackson. Ese castillo que anda con patas, como las ciudades del nuevo blockbuster, que ruedan por la tierra. La cinta de Miyazaki cuenta la historia de Howl, un mago que posee un castillo en movimiento y una chica que ha sido maldecida y tiene la apariencia de una anciana. El atributo más singular del cineasta, es su extraña sensación de espacio y tiempo en un mundo visual que recuerda a ‘Alicia en el país de las maravillas’ o a la mitología griega. Su capacidad para combinar la ternura con lo escalofriante hace que sus trabajos sean inolvidables, al mismo tiempo que es accesible tanto para niños como para adultos.

Sky Captain y el mundo del mañana (2004)

 

Llena de estilo con E mayúscula, Sky Captain fue un alegre combo de aventura divertida, cine negro y toda la innovación de alta tecnología digital disponible en su día. La fantasía de Kerry Conran con animación CGI bien combinada a la perfección con la acción en vivo, quería recordar al cine de sábado tarde, con un atractivo héroe y una rubia glamurosa, juntos contra el mal. Un mundo del mañana lleno de ayer. Diseño retro, zeppelines, avionetas, pilotos con la imagen difusa, que parecen estar coloreadas desde el blanco y negro como una película de serie B de los años 40. ‘Mortal Engines’ toma esa obsesión por las aventuras aéreas vintage y demuestra lo que ha evolucionado la técnica, ya que Sky Captain fue una de las primeras en plantearse entera con escenarios digitales. El pan nuestro de cada día.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.