POLÉMICA EN TWITTER POR BURLARSE DE LOS ESPECTADORES DE 'UN PRÍNCIPE DE NAVIDAD'

POLÉMICA EN TWITTER POR BURLARSE DE LOS ESPECTADORES DE 'UN PRÍNCIPE DE NAVIDAD'

¿Por qué Netflix se mofa en público de las pelis que ves y cuántas veces las ves al día?

La película original que ha estrenado Netflix para festejar la Navidad nos ha dejado con la boca abierta. Un telefilm pasteloso, previsible y sin ningún atractivo. Nadie hablaría demasiado de ella, si no fuera porque 'Un príncipe de Navidad' se ha utilizado para mofarse de sus usuarios en Twitter.

Un príncipe de Navidad
Un príncipe de Navidad | Netflix

Lo chistes de 'Un príncipe de Navidad' son tan blancos que se le presupone a un peli navideña, pero hasta en eso hay formas de vender calidad o de simplemente cubrir el expediente. Cuando las situaciones de una película son tan manidas que lo blanco se convierte en transparente, dejamos de hablar de una peli para referirnos a ella como telefilm barato.

Cuando el príncipe practica tiro al blanco con una diana en los jardines de palacio, te das cuenta de que la forma de ambientar esto es precisamente la contraria a cómo se debería rodar. La diana parece comprada en los chinos. Lo que evidencia, una vez más, que es un telefilm.

Pero precisamente, lo bueno de ver una “cosa” así en un servicio de streaming es que nadie te juzgará, es un acto privado que tal vez jamás quieras confesar. Imagina yendo al videoclub, y que te vean alquilar “eso”, o lo que sería peor: tener que preguntar al dependiente por esta basura…

 

Según Netflix, hay 53 personas que han visto 'Un príncipe de Navidad' todos los días durante las últimas tres semanas. Y pocas personas me parecerían si esto fuera una película navideña bien hecha. Hay gente para todo pero ¿en una plataforma con 100.000.000 de usuarios en todo el planeta, de verdad es reseñable que 53 personas hayan hecho la estupidez de verla 21 veces seguidas?

No lo es. Y, probablemente, este dato sea ficticio, es un simple comentario del CM de Netflix, que pretenderá dar más visibilidad a la peli y hacerla más rentable. Lo preocupante es que, con este mensaje, Netflix cruza una línea ética muy cuestionable, supuestamente utiliza sus métricas para burlarse de sus propios usuarios.

El mensaje completo fue: “A las 53 personas que visteis 'Un príncipe de Navidad' cada día durante las últimas tres semanas: ¿Quién os ha pagado?”

“¿Quién os ha pagado?”. Con este mensaje Netflix desprecia su propio telefilm original y reconoce que quien sea capaz de ver 21 veces esta peli probablemente tenga algún tipo de desajuste afectivo. ¿Es lícito insultar así a los usuarios? ¿Está en su derecho Netflix de hacer pública información sobre los visionados? Esas 53 personas no son un porcentaje, son usuarios que, si todo esto es cierto, tienen nombres y apellidos. ¿Puede el CM de Netflix acceder a esa información privada?

Con este tuit Netflix ha conseguido aquello que probablemente se proponía. Tiene más de 400.000 favoritos y 100.000 RT. Utilizando un mensaje paternalista y con referencias banales al maltrato/bullying el CM logra un mejor impacto en redes que por la propia calidad de su contenido, que es nula.

Sin embargo, no es la primera vez que Netflix utiliza a su favor la información sobre los gustos de los usuarios. Cuando una cuenta con 2 pantallas simultáneas (el plan medio) supera las conexiones, todos los usuarios de esa cuenta son informados, innecesariamente, de qué están viendo los demás. La airear tu privacidad es a Netflix lo que los anuncios de reggaeton son a Spotify.

Ese mensaje trata de avisar de que se están sobrepasando las pantallas permitidas, pero a la vez puede ser utilizado para sonrojar a más de uno: “¿De verdad eres tan moñas que ves esta basura de peli de navidad?”

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | 14/12/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.