La trilogía de las madres de Dario Argento

La trilogía de las madres de Dario Argento

10 películas de brujas fundamentales para ver antes de Suspiria

La trilogía de las madres de Dario Argento ha generado un culto silencioso pero creciente y el hecho de tener un remake propio de su cinta inaugural, ‘Suspiria’, la convierte en un clásico del cine de terror, dentro del subgénero ocutista. ¿Qué películas de brujas podrían servir de contrapunto justo para comparar la obra del terror italiano y su remake?

Brujas
Brujas | Agencias

JORGE LOSER | @loserjorge | Madrid | 05/12/2018

Häxan: La brujería a través de los tiempos (1922)

 

Esta especie de documental dramatizado sobre la figura de las brujas posee una primera mitad exuberante, una condensación de la galería de estampas clásicas bajo la estética propia del expresionismo alemán del que también bebe ‘Suspiria’, como un catálogo en movimiento de la imaginería típica asociada a los aquelarres y procesos de la época del ‘Malleus Malificarum’. Las pinturas de Brueghel, Goya y de Hans Baldung Grien sirvieron como modelo para plasmar su arte en movimiento de manera deliciosa a la vez que desafía la figura tradicional de la anciana como representación del mal, las relaciones con macho cabrío y las mujeres volando en escoba por medio del contraste científico de su segunda mitad.

‘Blancanieves y los siete enanitos’ (1937)

 

La bruja de Blancanieves no solo ha modelado el aspecto de muchas brujas cinematográficas posteriores, sino que sirvió como inspiración ara Dario Argento al crear su ‘Suspiria’. Por una parte imaginó la estampa de una joven Blancanieves de carne y hueso y por otra quiso emular su textura de cuento de hadas a través de una paleta de colores histérica, para lo que el director italiano pidió a Luciano Tovoli, el director de fotografía, que echara un vistazo al largometraje y este hizo algunas pruebas fotográficas positivando el metraje con el prácticamente extinto sistema Technicolor con el fin de alcanzar esa pureza cromática.

‘El mago de Oz’ (1939)

 

Pocas brujas más icónicas que la bruja malvada del Oeste de Margaret Hamilton, con su maquillaje verde que contenía óxido de cobre tóxico que le dejó quemaduras. En un principio iba a ser más parecida a la Reina Malvada de Blancanieves con lentejuelas y pestañas postizas, pero esta elección de estética es precisamente lo que pensamos al imaginar a una bruja, cuando los niños se disfrazan o son un reflejo de este diseño que conseguía transmitir un poco de miedo genuino dentro de su histrionismo. Por supuesto, la inocencia de Dorothy enfrentada a la bruja se deja notar en el planteamiento conceptual de ‘Suspiria’.

‘Las Brujas’ (1966)

 

La versión del cine de brujería de Hammer Films, propone un argumento pionero que se adelantó a ‘La semilla del diablo’ y, posteriormente, a ‘Suspiria’, en su trama de conspiración oculta de hechiceras. Una maestra inglesa (Joan Fontaine, una de las chicas Hitchcock por excelencia) en la Inglaterra rural se entera de la existencia de un nido de brujas en el pueblo y comienza a cuestionarse su propia cordura. La novela ‘The Devil's Own’ de Norah Lofts fue adaptada en un guion de Nigel Kneale, un veterano guionista británico que sobresalió en el terror y la ciencia ficción, especialmente con su serie ‘Quatermass’. Dirigida por Cyril Frankel, supone un precedente importantísimo en cualquier ficción en la que hay un culto satánico/pagano bajo la aparente calma de una comunidad.

‘La estación de la bruja’ (1973)

 

El legendario creador del zombie moderno, George A. Romero, hizo esta pequeña y desconocida película de terror sobre un ama de casa (Jan White) casada con un marido violento (Bill Thunhurst) que conoce a una nueva vecina que practica la brujería. En principio aprende hechizos para atraer la atención del amante de su hija (Raymond Laine) pero comienza a tener pesadillas espantosas. Con bajos valores de producción y un ritmo lento destacó por su —muy rara para la época— posición feminista extrema, con muchos puntos en común con sátiras de horror como ‘Las Esposas de Stepford’ pero mucho más explícita en su mensaje, que nunca oculta ni pretende ser otra cosa que una exposición irónica y al mismo tiempo una cinta de brujas urbanas sorprendente e influyente, sobre todo en su tramo final, en ‘Hereditary’

‘El retorno de las brujas’ (1990)

 

Una supuestamente inofensiva película para niños que provocó más de un trauma por los horribles planos del verdadero y horrible aspecto de las brujas. Basada en una novela infantil de Roald Dahl, el autor de ‘Charlie y la fábrica de chocolate’, cumple la tradición de su obra de contar historias que asusten a los niños en lugar de ponerlos entre algodones. Señoras oscuras diseñadas por el legendario Jim Henson, Anjelica Houston ofrece una gran actuación como una gran regidora que odia a los niños. Fue dirigida por el recientemente fallecido Nicolas Roeg, autor del clásico de terror atemporal ‘Amenaza en la sombra’

‘Jóvenes y brujas’ (1996)

 

Un clásico del cine teen de los 90, una historia de brujería en la escuela secundaria con una trama de manual. Una adolescente con problemas se muda a Los Ángeles, donde conoce a tres marginadas sobre las que circulan rumores de brujería. Cuando se une a su grupo las cuatro acceden a los poderes oscuros que usan al principio para pequeñas venganzas, pero las cosas toman un giro más oscuro cuando empieza a morir gente, los hechizos se vuelven contraproducentes y la líder del grupo se vuelve cada vez más desquiciada. La versión sobrenatural de ‘Chicas Malas’, su premisa ha sido reproducida docenas de veces.

‘Los sueños de la casa de la bruja’ (2005)

 

Aunque la serie antológica ‘Masters of Horror’ es siempre recibida como un conjunto de episodios, más bien son pequeñas películas con cierta entidad independiente, puesto que están dirigidas por los cimentadores del horror moderno. Una de las mejores fue esta adaptación de H. P. Lovecraft del veterano Stuart Gordon, también director de ‘Re-Animator’. No solo capta detalles de la literatura del de Providence como la presencia de ángulos imposibles y multiversos desconocidos, sino que refleja lo importante que fue para Argento el relato original. La idea de una pared que esconde pasadizos paralelos a la arquitectura de la casa, en la que habita una bruja milenaria que exige niños como tributo. Si además ponderamos la cantidad de sueños y pesadillas de su protagonista, la entronca más con la naturaleza onírica de la de Argento.

‘Lords of Salem’ (2012)

 

El rockero Rob Zombie se hizo un nombre como cineasta de culto con sus primeras películas de terror, pero en su obra más madura abordó la brujería y el satanismo en una historia sobre una drogadicta en rehabilitación que trabaja como DJ en una estación de radio de Salem. Un día, recibe un disco de una banda llamada The Lords of Salem que deja a sus oyentes en trance y les provoca visiones inquietantes. La baza de la cinta son sus imágenes de pesadilla, su ritmo cocido a fuego lento y su malignidad latente. Su juego de colores y visiones es, en ocasiones, muy deudor de la obra de Argento.

‘La bruja’ (2015)

 

Una de las obras de horror que más división ha provocado en esta década, pero también una de las más importantes. Con ecos visuales a ‘Häxan’, Esta gema de la productora indie A24 se mueve lenta pero segura. Ambientada en la Nueva Inglaterra del siglo XVII, una familia de exiliados religiosos sospecha que su hija adolescente ha hecho algo con su hermano recién nacido, misteriosamente desaparecido. ‘La bruja’ juega con el mal que se esconde en los bosques oscuros de la américa rural y la paranoia que se apodera de la granja aislada, un poco como una adaptación apócrifa de ‘El color que cayó del cielo’ de Lovecraft. Cargada de sustrato feminista, la idea empoderante de la nueva ‘Suspiria’ parece seguir la corriente de utilizar el terror como forma de expresión de ciertos temas.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.