The Rocky Horror Picture Show, un musical de 20th Century Fox de serie B, que fracasó estrepitosamente en cines, pero que fue rescatado por los fans en las llamadas 'Audience Participation', hackeando la película sobre un escenario con participación de actores y público.

Desde entonces The Rocky Horror Picture Show se considera la película más proyectada de la historia, porque todos los días, en algún lugar del mundo, se muestra y hackea de nuevo bajo el lema 'Don't dream it, be it!' (No lo sueñes, vívelo).

En España, sigue más viva que nunca, en los últimos 11 años no ha dejado de hackearse en en barrio de Lavapies por el colectivo Rocky Horror Madrid Show.