ASÍ ES LA NUEVA ENTREGA DE KINGSMAN

ASÍ ES LA NUEVA ENTREGA DE KINGSMAN

'Kingsman 2: El círculo de oro' es la peli de James Bond que siempre quisiste ver y nunca tuvieron huevos de hacer

Se estrena la nueva entrega de ‘Kingsman’, otra irreverente y violenta visita al servicio de agentes especiales más letal y elegante de la tierra. Sin el elemento sorpresa del original, la secuela se mueve entre la comedia más cazurra y la acción desenfrenada de movimientos de cámara tridimensionales y las coreografías en efecto ‘bullet time’. Nunca has visto una de James Bond parecida.

Kingsman 2: El círculo de oro' es la película de 007 que siempre quisiste ver y nunca tuvieron huevos de hacer
Kingsman 2: El círculo de oro' es la película de 007 que siempre quisiste ver y nunca tuvieron huevos de hacer | Agencias

JORGE LOSER | @loserjorge | Madrid | 21/09/2017

Matthew Vaughn, ese pequeño terrorista que dio una buena patada al concepto de ética “blanca” del cine de superhéroes con ‘Kick-Ass’, sorprendió hace un par de años sacándose de la manga esta nueva adaptación de un cómic del mismo autor llamada ‘Kingsman: el servicio secreto’.

En ella se contraponían los arquetipos del cine de espías con las mismas armas que lo hacía con el de Superhéroes: descaro, violencia, sorna y un desprecio por cualquier parecido al vacío estático. De paso, también anteponía los estereotipos del carácter británico con la imagen que estos proyectan o, más honestamente, que intentan proyectar.

Para ello, Matthew Vaughn mostraba el proceso de educación express de un joven ‘cockney’ en un prototipo perfecto de ideal británico: elegante, limpio, educado, lleno de honor y cultura, protocolo y etiqueta. Un lavado de clase que no dejaba duda de la intención satírica del director, que permitía ver entre las costuras de los trajes a medida las verdaderas maneras de machotismo hooligan y barriobajero de un adolescente británico cuando de comportarse como un dandy se trataba.

Y es que si hay una reinvención del cine Bond, con coherencia de blockbuster envenenado, es esta saga. No hay cliché de la serie 007 que no se dé la vuelta, modernice o salte por los aires. Es, ni más ni menos, que la versión cómic-book de las historias de Ian Fleming.

Una reinvención cáustica del ‘Agente Juvenil’ (1991) de Richard Grieco. ¿Y qué ofrece la segunda parte? Pues más de lo mismo, pero más grande, más descocado y absurdo. Es casi imposible alcanzar la impactante sobredosis de sorpresa del original, por lo que es mejor ir vacunado.

Kingsman | Agencias

‘Kingsman 2: el círculo dorado’ no es mejor que la primera parte, pero lo cierto es que tampoco es mucho peor. Es decir, sí, la primera parte es un chute de adrenalina inesperado, pero aparte de la sirvengonzonería con la que se plantea el cine de multiplex, tampoco se diferenciaba tanto de los modelos a los que vacilaba.

En efecto, era un entretenimiento salvaje, gracioso y con acción de primera, pero participaba en ese tipo de cine-broma consumible con alta volatilidad en el tiempo. Lo que es lo mismo, no aguanta tan bien los visionados, por lo que frente a aquél, tampoco puede decirse que su secuela haga mella en el recuerdo que nos dejó.

Hay incluso razones para disfrutar con la propuesta algo más que la primera vez, puesto que tenemos ocasión de ver a un Eggsy ya formado, preparado y en pleno rendimiento como Kingsman. El engranaje, pues, funciona solo y permite plantear una historia desde cero, sacudida por el desmantelamiento de arriba debajo de la organización.

En cierto modo es como ver ‘Desde Rusia con Amor’ tras haber asimilado ‘007 contra el Dr. No’. No se percibe como una secuela al uso, sino un híbrido entre secuela y un capítulo de un serial. Dadas las circunstancias, podría haber una película de Kingsman cada cierto tiempo.

Y la acogeríamos con los brazos abiertos. Al menos si mantienen el nivel como lo consigue hacer esta. Vaughn expande su universo sacándose de la manga a la contrapartida americana de los sastres espías, una caricatura de esterotipos texanos que regala un buen puñado de nuevos personajes bastante divertidos.

En cierto momento parece que estemos viendo una secuela de ‘Men in Black’, por el tono de tebeo de sus organizaciones ocultas, pero en cuanto se pone manos a la obra, la acción sigue siendo apabullante y coreografiada, la sangre sigue salpicando y la mala leche es incluso más incisiva que en la primera entrega.

El desarrollo de esa villana macabra de Julianne Moore, con castigos siniestros para sus esbirros y un utópico paraíso que ridiculiza los imperios de los narcos, solo puede compararse a la caricatura del presidente de los EE:UU, un Reagan redivivo en lucha contra la droga que lo asemeja inmediatamente con Rodrigo Duterte, el presidente de Filipinas.

Hay cameos simpáticos, Macguffin ridículos, escenas de acción aún más ridículas en forma de videoclip con canciones top, momentos incorrectísimos para llevarse las manos a la cabeza, bromas que funcionan y un guion bien estructurado que consigue hacer que el ritmo no pare a pesar de sus abundantes momentos de diálogo y su duración de dos horas y un generoso pico. Por momentos es idiota, intrascendente y hasta entrañable.

Es la versión de ‘Mortadelo y Filemón’ pero llena de tipos cool, sangre y rock’n’ roll. No, ‘Kingsman 2: el círculo dorado’ no es perfecta pero sí uno de las comedias de acción más divertidas del año.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.