Corre la leyenda de que si no tienes más de 20.000 seguidores en Instagram no tienes nada qué hacer como actor. Sobre esto hablamos con David Tortosa y Xavi Fontana, dos actores profesionales que trabajan todos los días por abrirse camino en esta profesión.

“El consejo que a veces recibes es que compres seguidores, para aparentar ser más popular, y que eso te ayude a conseguir papeles. Pero yo me niego, yo quiero que quien me siga sea de verdad, no voy a jugar a ese juego comprando seguidores”, explica David Tortosa, que en estos momentos tiene 6.348 seguidores.

Xavi Fontana lamenta que a veces no es tanto el talento, sino la popularidad del actor lo que se busca. “A mí, jamás me han preguntado en un casting qué estudios tengo”, explica Fontana, que percibe que esta cuestión de popularidad en redes atrapa tanto a desconocidos como a populares. En su caso, en este momento tiene 515 seguidores.

La perspectiva de Paco León es muy diferente. Él explica que Instagram es un escaparate, una tarjeta de visita para promocionarte y para buscar a otras personas con las que colaborar.

Pero reconoce que su círculo hay actores y actrices que no han querido pasar por las redes, como Carmen Machi o Alexandra Jiménez, y que igualmente trabajan mucho y siguen recibiendo nuevas propuestas de proyectos sin parar.

“Por un lado les envidio, por poder vivir sin redes, pero también creo que se están perdiendo algo”, explica León.