Las Pussy Riot han vuelto, aunque nunca se llegaron a ir

Las Pussy Riot han vuelto, aunque nunca se llegaron a ir

Te voy a contar quiénes son las Pussy Riot en realidad

Las Pussy Riot han vuelto a dar que hablar este verano. Hacía tiempo que no sabíamos nada de ellas. Pero vamos por partes. ¿De qué hablamos cuando nos referimos a las Pussy Riot?

Pussy Riot
Pussy Riot | Agencias

GEMA VALENCIA | @gemabunda | Sevilla | 17/08/2018

Para empezar, debemos situarnos en Rusia el 21 de febrero de 2012. Un grupo de punk formado por tres mujeres ataviadas con vestidos de colores vivos y pasamontañas, daba un concierto sin autorización en la catedral de Cristo Salvador de Moscú. Mientras tocaban ‘Punk Prayer’, Yekaterina Samutsévich , María Aliójina y Nadya Tolokónnikova, fueron arrestadas y condenadas a dos años de prisión acusadas de vandalismo motivado por odio religioso. En ese momento fue cuando el mundo supo de las Pussy Riot.

A pesar de que las integrantes que fueron detenidas son las más conocidas, lo cierto es que se trata de un colectivo con más miembros y abierto a todo aquel que quiera unirse. Se declaran activistas y feministas, y usan la música y el arte para poner en marcha sus reivindicaciones. Su motor principal de protesta es la lucha por los de derechos de las mujeres en Rusia y la crítica al Kremlin.

En 2013 la HBO produjo un documental sobre ellas: ‘Pussy Riot: una plegaria punk’. En él, Nadya, explicaba el significado de la elección de Riot como parte del nombre del grupo: significa “revuelta, desorden. Levantamiento de las masas oprimidas. Todo el que no está de acuerdo con la política del régimen actual”. El posicionamiento claro.

La formación de la banda tuvo lugar en el momento en el que se anunció que Vladimir Putin volvería a ocupar el trono del Kremlin en 2011. Fue entonces cuando comenzaron las actuaciones con un esquema claro: canciones reivindicativas y la elección de lugares donde poder sorprender al público.

Las rusas fueron detenidas sin derecho a fianza hasta el juicio, que se celebró a finales de julio. El caso fue seguido más allá de las fronteras rusas, y dividió a la población del país entre quienes pensaban que estaban tratándolas con especial dureza para reprimir la oposición al régimen, y los que creían que su acción fue una ofensa a la fe ortodoxa.

Seis años después, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Rusia por el trato que dio a las tres detenidas tras su actuación en la catedral de Moscú. Consideran que sufrieron un trato degradante durante todo el proceso judicial e insta al Gobierno ruso a indemnizar a cada una con 16.000 euros.

Los dos últimos meses han sido intensos para el colectivo. Además del fallo del Tribunal Europeo, las Pussy Riot se atribuyeron la responsabilidad de la acción en la que cuatro personas, vestidas de policía rusa, saltaron al campo mientras se jugaba la final del Mundial de fútbol el 15 de julio.

“En este momento, hay cuatro miembros de Pussy Riot en el terreno de juego”, escribió el grupo en su página de Facebook. Más tarde, una de sus integrantes, Olga Kurachyova, dijo a Reuters que ella era una de las personas que había corrido en el campo, y que estaba detenida en una comisaría de policía en Moscú.

La protesta tenía como fin realizar varias demandas. Por un lado, pedían la liberación de los presos políticos y la no encarcelación de personas por los ‘Me gusta’ en redes sociales. También reclamaban parar las detenciones ilegales en mítines políticos, que se permita la competencia política en Rusia y que se deje de inventar causas criminales y detenciones sin ningún motivo.

Las consecuencias para las cuatro personas que protagonizaron la acción, tres mujeres y un hombre, no se han hecho esperar. Han sido sentenciados con 15 días de cárcel por violar la ley sobre los comportamientos de los espectadores de eventos deportivos. Además, se les prohíbe asistir a este tipo de eventos durante tres años.

Como condena a la sentencia de sus compañeros, la banda lanzó una nueva canción junto con un videoclip. Track about good cop fantasea con una “realidad política alternativa en la que, en lugar de arrestar activistas y encarcelarlos, los policías se unen a ellos. El mundo donde los policías se deshicieron de la homofobia, detuvieron la guerra contras drogas y entendieron que es mucho mejor ser alegre y agradable con la gente”, explicaron las Pussy Riot en una nota de prensa.

Esta canción no ha sido la única novedad del grupo este verano. A la semana de que escucháramos ‘Track about good cop’, lanzaron dos nuevos videoclips: Nightmares, cuya letra describe las terribles condiciones de las prisiones rusas, y PONG!, que presenta la protesta ‘Punk Prayer’ de 2012 como un videojuego arcade.

Así que las Pussy Riot han vuelto, aunque quizás nunca se fueron; aún les queda mucho camino por delante si quieren cambiar las políticas del gobierno de su país.

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.