El pasado 27 de julio @Gaming_Ladies organizaba en Barcelona un encuentro de mujeres amantes del videojuego. El mismo día, se lanzó desde esa cuenta un comunicado donde se podía leer:

“Tengo una mala noticia y que por desgracia me temía... Ante las presiones recibidas durante el día de hoy, King Barcelona me ha comunicado que se ven obligados a cancelar el evento”. Aquí podéis leer el resto del comunicado.

“Llegó un momento en el que el acoso era insostenible”, llegó a decir Marina Amores, una de las organizadoras en una entrevista. Esto no es nuevo y tiene precedentes en otros contextos.

Hace dos años en Estados Unidos se vivió el Gamergate: un movimiento contra las mujeres que denunciaban la discriminación o el acoso en el mundo del videojuego. El conflicto llegó hasta el punto que el prestigioso festival SXSW llegó a cancelar dos charlas sobre mujeres y videojuegos.

Obviamente España no está exenta de este tipo de problemas y eso es lo que ha llevado a muchas mujeres a buscar espacios donde poder compartir su pasión por los videojuegos sin necesidad de ser cuestionadas, deslegitimadas o directamente acosadas por parte de algunos hombres.

En este contexto nace TodasGamers, una comunidad entre comunidades que aglutina a mujeres amantes del videojuego. Aunque en su 'about' dejan claro que son simplemente “un grupo de chicas que juega a videojuegos y que “suena a terrible declaración de principios; pero no venimos a hacerlo muy complicado”, lo cierto es que las mujeres encuentran muchísima resistencia para poder jugar y compartir cuestiones relativas a los videojuegos.

Y en No nos Mires, únete suman un texto mucho más reivindicativo en el que se puede leer: “Queremos opiniones de chicas (o mujeres) que juegan a videojuegos. Queremos que ideas como 'las chicas no juegan', 'las chicas juegan para gustar a los chicos' o 'las chicas llevan jugando dos días porque está de moda' vayan desapareciendo lentamente del mundillo. Que gritos como 'vete a fregar' no sean el día a día en nuestros juegos online. Que cuando estás a tu rollo jugando en un espacio público o un evento no aparezca el caballero andante de turno a tu lado para señalar que “si aprietas ese botón se abre el inventario”.

Muchos chicos que juegan a videojuegos y que argumentan no tener comportamientos machistas se quejan de que un evento solo para mujeres o una comunidad solo para mujeres es discriminatorio. Sin embargo, como ellas mismas explican: “Chicos no pueden participar. No por nada, os adoramos y estaremos encantadas de oír vuestra voz en comentarios o por Twitter, pero la idea de la web es visibilizar a mujeres (vosotros tenéis la gran suerte de estarlo ya)”.

Y es que ese es el quid de la cuestión: las mujeres son obviadas y ninguneadas por parte de muchos chicos en muchísimos ámbitos, y en el del videojuego también. Generar un espacio de visibilidad para mujeres no es discriminatorio, es justo, sin más. La discriminación ya existe y es norma para las mujeres en los videojuegos, por eso estos espacios la combaten y la cuestionan.

En TodasGamers puedes encontrar además muchos artículos, Cosplays, un podcast y concursos. Muchos recursos y herramientas que se complementan a las activas redes sociales con las que cuenta el proyecto para seguir luchando contra el machismo.