Griede Gomes es fotógrafa y madre de dos hijos. Ella cree que la maternidad un viaje mágico y gratificante, pero también duro. Y según sus fotos, durísimo.

Porque, existen los mocos, las noches en vela, las cacas, la falta de intimidad. Nunca puedes ir sola al baño, nunca puedes dejar de vigilar a tus hijos. Tu vida se centra en ellos, para ellos, nunca sin ellos.

¿Dormir? Dormir está sobrevalorado cuando tus pequeños madrugan hasta los domingos. Se levantan, acuden a tu habitación, hola, mamá, y ya comienza el día antes de que amanezca.

Entonces te das cuenta, como en las fotos de Gomes, que la maternidad, la maternidad, es ese momento mágico de tu vida, también, que, a veces, te supera.