El documental 'Eugenio' rememora la figura del humorista catalán

El documental 'Eugenio' rememora la figura del humorista catalán

Saben aquel que diu que si Eugenio hubiera sido millennial, lo hubiera petado en YouTube

El éxito no llegó tan deprisa. Eugenio antes de ser Eugenio tuvo que autoproducirse. Lo que hoy sería un youtuber. Grabó una cassette con chistes e hizo cientos de copias, y las llevó a las gasolineras para venderlas. Porque las gasolineras eran el Spotify de los 70, la gente escuchaba música y chistes en los viajes en coche. La cinta de Eugenio lo petó. Tiene gracia que Conchita, su esposa andaluza, cantara en catalán con él, y Eugenio hiciera sus chistes en castellano. El documental 'Eugenio' rememora la figura del humorista catalán.

Eugenio
Eugenio | REC produccions

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | Actualizado el 31/07/2018 a las 20:25 horas

Es injusto que a Eugenio se le recuerde solo por el “Saben aquel que diu…”, su coletilla antes de cada chiste. Según pasan las décadas, hasta los personajes más carismáticos se van simplificando hasta quedarse en los huesos, en lo más básico, hasta desaparecer.

La Teoría del Caos nos dice que si Eugenio hubiera nacido en otro país o en otra época, habría sido imposible predecir hasta dónde hubiera podido llegar. Eugeni Jofra i Bafalluy fue un cómico carismático y atormentado a la altura de una serie de lujo de HBO, con ese regustillo de los 80 que tanto vende ahora.

Si Eugenio hubiera nacido en el Nueva York de los 50, probablemente sería una leyenda a nivel mundial. Un Woody Allen (que también empezó como cómico), quién sabe. Tenía un espíritu creativo, pero era un desastre como estudiante: repitió cuatro cursos en el colegio y su hermana menor le llegó a alcanzar. Eugenio estudió para ser diseñador de joyas, para sacar fuera su creatividad, pero no ejerció.

Formó un dúo musical con Conchita, su mujer, una andaluza que aprendió catalán y cantó siempre con él en esta lengua. Eugenio salió por primera vez en televisión en 1970 cuando ambos participaron en la pre-selección española para Eurovisión, pero quedaron los cuartos.

Estaban empeñados en hacer canción comprometida, pero tuvieron que ir cambiando su estilo hacia algo más comercial para poder vender discos. Querían vivir de la música, pero no lo conseguían, así que tocaban sus canciones en varios garitos barceloneses. Así fue como el aspirante a diseñador de joyas conoció “la noche”, la que le acabaría encumbrando y destruyendo.

Una noche Eugenio se quedó solo en el escenario, la madre de Conchita estaba muy enferma. Él tenía comprometido el bolo, tuvo que dar la cara ante el público, pero no tenía madera como cantante, era el autor de las canciones pero su voz dejaba mucho que desear y sin Conchita se notaba demasiado.

 

Así que el dueño del pub intentó arreglar la situación: sal al escenario y cuenta chistes, sal del paso esta noche… Poco a poco la gente empezó a olvidar a Conchita, solo querían ver a Eugenio contando sus historietas.

Grabó cientos de casetes para vender en gasolineras

El éxito no llegó tan deprisa. Eugenio antes tuvo que autoproducirse. Lo que hoy sería un youtuber. Grabó una cassette con chistes e hizo cientos de copias, y las llevó a las gasolineras para que se vendieran desde allí. Sí, las gasolineras eran el Spotify de los 70, la gente escuchaba música y chistes en los viajes. La cinta de Eugenio lo petó.

Carlos Latre recuerda en el documental “Eugenio” de Jordi Rovira y Xavier Baig que siempre que viajaba en coche con su padre escuchaban los chistes de Eugenio, una y otra vez. Hasta aprenderlos de memoria, incluso la pronunciación que Eugenio a cada frase.

Tiene gracia que Conchita, su esposa andaluza, cantara en catalán con él, y Eugenio hiciera sus chistes en castellano. Como le recordaron en un programa de televisión en los 80, él había conseguido hacer del bilingüismo una seña de identidad de su trabajo. “Saben aquel que diu…” fue una frase que resonó en toda España durante décadas.

Todo lo que pasó después en la vida de Eugenio le empujó a caminar a ciegas por una cuerda floja incendiada en éxito y desmesura. No lo verás producido por HBO, Eugenio es parte de nuestra historia. Una historia digna del documental que ahora cuenta su vida y que se ha convertido en el documental más visto de Filmin en lo que va de año.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.