En sus primeros 15 días de vida se registraron más de 15.000 usuarios. Su mecánica es sencilla: cualquiera puede entrar en ella y proponer una petición para que el resto de los usuarios recen por ella y se haga realidad.

La red social May Feelings incorpora un novedoso sistema de conectividad llamado "Mis 5", algo que garantiza a cada usuario cinco seguidores dispuestos a rezar por sus peticiones.

Dichas peticiones no pueden superar los 259 caracteres. Como si se tratara de un retuit, los usuarios le dan un “pray”, por lo que se comprometen a rezar por ella.

Entre las demandas más habituales, la salud, el trabajo y el amor, pero también otras más insólitas. ¿Preparado? Comenzamos.

Hay quien pide dinero, aprobar el examen de conducir, conseguir un trabajo para el que ha hecho una entrevista o incluso que se acaben los ruidos y la suciedad de su barrio. Sí, escuchas bien, rezar porque tu barrio esté limpio.

La red, que además de en español está disponible en inglés, portugués, italiano y francés, tiene un objetivo según sus creadores: “Humanizar el concepto de rezar”.