Más allá de la proeza tecnológica que supone el lanzamiento, el cohete cuenta en su interior con un contenido singular: las cenizas de 152 personas.

La puesta en órbita de esos restos mortales está gestionada por la compañía Celestis Memorial Spaceflights, que compra parte del espacio disponible en las naves para trasladar las cápsulas al espacio.

Desde su fundación en 1994, Celestis ha llevado al espacio restos mortales en 15 cohetes diferentes. Todos fueron un éxito salvo uno, que se estrelló contra la Luna.

Aunque cada vez son más las personas que lo hacen, poner tus cenizas en órbita no es algo que esté al alcance de todos los bolsillos.

El precio para participar en el programa empieza en los 5.000 dólares, en el caso de que quieras que orbiten alrededor de la Tierra. SI quieres que vayan más allá, hasta la Luna o el espacio profundo, te costará un poco más: a partir de 12.500 dólares.