a partir de los 60 años de edad

a partir de los 60 años de edad

Gerontofilia: jóvenes que se sienten atraídos por personas mayores o ancianas

Becky G. todavía no sabe que su éxito Mayores evoca una de las inclinaciones sexuales más desconocidas (y a la vez fascinantes) para el público: la gerontofilia. Justamente, a esta peculiaridad sexual responden aquellas personas jóvenes que se sienten atraídas principalmente por personas muy mayores o ancianas, ya sean hombres o mujeres a partir de los 60 años de edad.

Becky G habla sobre la canción 'Mayores' en 'El Hormiguero 3.0': "Cuando empecé una relación con un hombre fue noticia mundial"
Becky G habla sobre la canción 'Mayores' en 'El Hormiguero 3.0': "Cuando empecé una relación con un hombre fue noticia mundial" | antena3.com

LOOLA PÉREZ | @DoctoraGlas | Madrid | 27/08/2018

Seguro que no es difícil que a tu cabeza vengan imágenes de varias parejas famosas que parecen encajar en esta definición: ¿quién no recuerda a ese mítico romance entre la duquesa de Alba y Alfonso Díaz? La muerte les separó cuando ella tenía 88 años y él rondaba los sesenta y pocos. Otro ejemplo lo encontramos en el magnate Hugh Hefner y la modelo Crystal Harris. Bueno, quizá esta unión es muy rocambolesca y admita muchas dudas. Pensemos… Mmmm… ¿Y Clint Eastwood?

Esta leyenda de Hollywood se casó con su primera mujer once años antes de que naciera Dina Ruiz. Después de 17 años de casados y con una considerable diferencia de edad de 35 años, el actor y la periodista pusieron fin a su relación en 2013. Un año más tarde se confirmaba que la nueva novia de Eastwood era Chirstina Sandera, una camerera 30 años menor que él.

Existen más ejemplos: el actual presidente francés Emmanuel Macron (40) y la primera dama Brigitte (64), Thalía (47) y Tommy Mattola (69) o Al Pacino (75) y Lucila Polak (36). Sin embargo, no solo estas parejas hacen que nos preguntamos si el ser mayor es una característica que pone, también categorías pornográficas como “maduras”, donde aparecen vídeos de señoras ya entradas en años con jóvenes de veintitantos, ocupan nuestra atención.

Puede que suene raro, pero no es nada nuevo: la existencia de la gerontofilia ya fue objeto de estudio en los inicios de la disciplina clínica y sexológica. El término se remonta al año 1901, siendo el psiquiatra y autor de Psychopathia Sexualis, Richard Krafft-Ebing,quien novedosamente, bajo un interés taxonómico, lo propone.

Posteriormente, sería utilizado por dos de los padres de la sexología moderna: Magnus Hirschfeld y Albert Moll. El concepto se subsume en lo que John Money denominó “cronofilias”. Es decir, la gerontofilia se encontraría dentro del grupo de las cronofilias, entendidas éstas como una serie de parafilias donde la edad del sujeto que siente la atracción se considera inadecuada con respecto a la edad del objeto a quien va dirigida su atracción sexual. Así, en el cajón de las cronofilias se clasificaría tanto la pedofilia (atracción sexual hacia menores prepúberes), la teleofilia (atracción sexual hacia personas adultas) como la gerontofilia.

Es cierto que actualmente no existen referencias sobre la gerontofilia ni en el Manual Diagnóstico Estadístico de la Asociación Americana de Psicología ni en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, investigadores como Diederik F. Janssen sugieren que aún cuando la gerontofilia no consta específicamente en el DSM-5, guarda bastantes similitudes con lo que se denomina trastorno de interés parafílico y podría encajar dentro del apartado “Trastorno parafílico no especificado”.

No obstante, tampoco existen estudios concluyentes que corroboren que la gerontofilia es un trastorno. Históricamente se han intercalado diferentes puntos de vista. A principios del siglo XX, las especulaciones sobre gerontofilia hechas por Krafft-Ebing, Ellis o Wagner-Jauregg hacían alusión a una naturaleza fetichista.

Luego, el psicoanálisis trató de analizar el contenido simbólico de este interés sexual y optó por un enfoque donde lo catalogaba como perversidad, evitando recurrir en su etiología a características de tipo afectivo. A día de hoy, The puzzle of Male Chronophilas de Michael Seto es posiblemente el trabajo de investigación más destacable en lo que respecta a una aproximación actualizada sobre la gerontofilia.

Más allá de la comunidad científica, el debate no es ajeno a la gente de la calle, ¿será la gerontofilia un trastorno? ¿O se asemeja más a un gusto o preferencia sexual como el sadomasoquismo o el voyeurismo?

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.