SEGÚN CONSTATA LA ONU

SEGÚN CONSTATA LA ONU

Forest Green Rovers: el primer equipo de fútbol 100% vegano y sostenible del mundo

Acaba de subir a la League Two, cuarta división y primera categoría del fútbol profesional inglés. Pero el Forest Green Rovers es más que un club: toda una forma de vida que tiene el respeto a los animales y al medio ambiente por bandera. Son veganos.

Forest Green Rovers
Forest Green Rovers | Agencias

DANI CABEZAS | @danicabezas1 | Madrid | 16/10/2018

Dale Vince no tiene el clásico aspecto de hombre de negocios. Viste ropa informal y luce una media melena recogida en una coleta que deja entrever los laterales rapados de su cabeza. Un singular corte de pelo que evoca su época como New Age Traveller, el sobrenombre que se dio a la subcultura británica formada por jóvenes que, durante los años 80 y 90, viajaban de festival en festival en una suerte de periplo nómada que trató de revivir el espíritu hippie de los 60.

Eran otros tiempos. Hoy, Vince es el fundador de una de las compañías más importantes de Gran Bretaña en materia de energías renovables: Ecotricity. Y desde 2010 es, también, dueño de un equipo de fútbol, el Forest Green Rovers, con sede en la aldea de Forest Green, cerca del pueblo de Nailsworth, de apenas 6.500 habitantes. Un club pequeño que, sin embargo, campa por sus respetos: el pasado 2017, y por primera vez en su historia, consiguió ascender a la League Two, la cuarta división del fútbol inglés y la primera categoría profesional.

Hasta aquí, todo normal: un empresario de éxito compra un club de fútbol. Pero en el caso de Vince, poco tiene de habitual. Con su llegada, el Forest Green Rovers se convirtió en el primer equipo de fútbol 100% vegano y sostenible del mundo. Lo primero lo demuestra el prestigioso sello acreditativo de la Vegan Society. Lo segundo, nada menos que la ONU, que ha certificado que se trata del único club del planeta libre de emisiones de gases de efecto invernadero.

Pero, ¿qué implica para un equipo de fútbol ser vegano y sostenible? De entrada, la comida que se vende en el estadio, así como la que reciben los jugadores en sus desplazamientos, no incluye ningún ingrediente de origen animal. En materia de respeto al medio ambiente, la electricidad del estadio proviene de paneles solares.

El césped está libre de pesticidas y herbicidas, se riega con agua reciclada y lo corta con precisión un robot inteligente alimentado, también, con energía solar. Un cambio a todos los niveles que también se reflejó en la camiseta del equipo, que en 2012 pasó de las rayas negras y blancas originales al actual verde lima.

Forest Green Rovers | Agencias

"En un fútbol globalizado donde los clubes más ricos están cortados por un mismo patrón -visten con diseños de camisetas parecidos, juegan en estadios arquitectónicamente similares y compiten por captar y capitalizar a los mismos hinchas de cualquier parte del mundo-, diferenciarse se ha convertido en una estrategia de supervivencia para muchos equipos pequeños”, reflexiona Roger Xuriach, de la revista deportiva Panenka y conocedor como pocos de la particular intrahistoria del mundo del fútbol.

El Forest Green Rovers no es, de hecho, el único equipo inglés que ha ejemplifica esa diferenciación. Aunque en materias distintas, hay más casos. “La afición del Clapton Football Club de Londres se declara antifascista: hace unos meses sorprendió luciendo una equipación tricolor que homenajeaba a los combatientes de las Brigadas Internacionales que lucharon por defender la República española. Cuando la noticia se hizo viral, agotaron todas sus camisetas en la tienda online del club”, relata Roger.

Y es que, en opinión de Xuriach, bajo el llamativo eslogan de “el primer y único club vegano del mundo” hay, además de buenas intenciones, una calculada estrategia empresarial para “posicionar al club en términos que van más allá de lo deportivo y así ganar en visibilidad respecto a otros clubes”, en la que no duda en calificar como “la mejor campaña de marketing que jamás ha hecho el club en toda su historia”.

Más allá de la decidida apuesta del Forest Green Rovers por el veganismo y la sostenibilidad, son más los jugadores de fútbol que han mostrado públicamente su rechazo a consumir productos animales. “A veces se tiende a pensar que, a menos carne o productos de origen animal, menos proteínas, y por ende, menos probabilidades de rendir en la práctica deportiva. Una teoría que rebaten a día de hoy ciclistas, atletas o jugadores de la NFL veganos que han seguido acumulando éxitos”, recuerda Roger.

“Jugadores como Sergio Agüero o Carlos Cuéllar se han declarado vegetariano y vegano respectivamente, y no por ello han visto reducido su impacto deportivo”, apunta el periodista de Panenka. “Ambos juegan en primeras divisiones de países como Inglaterra o Israel, sin ir más lejos. En los grandes clubes, la meticulosidad en todo lo que tiene que ver con la alimentación está a la orden del día. Y precisamente por ser un campo tan específico y controlado desde los clubes, no creo que ser vegano esté reñido con el deporte de élite"”.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.