Cuando visitamos la obra de la fotógrafa japonesa Izumi Miyazaki, vemos que alimenta su blog de Tumblr con selfies algo surrealistas, no exentos de estilismo pop.

Muchos críticos dicen que son pura poesía, entre el haiku y los cuadros de Dalí, salvo por el hecho que es la propia artista la que siempre aparece en la foto.

Sin embargo, en ocasiones sus imágenes, se intuyen, se parecen más a pasajes de Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll, donde Alicia domina toda la obra del autor, por motivos obvios.

En cualquier caso, Miyazaki se retrata así misma con poses que van de la melancolía, hasta bordear el suicidio -un acto muy oriental y japonés-, hasta incluso verse poses no exentas de poética.

En sus autoretratos, ella aparece de cuerpo entero, aunque sea su cabeza, y solo su cabeza, cortada o como busto artístico la que emerja en sus selfies

¿Es poesía? ¿Es melancolía? ¿Es decapitación? ¿Es un suicidio artístico hecho realidad? ¿O solamente un selfie, con todo lo que ella significa?