PLACERES QUE NO VOLVERÁS A DISFRUTAR

PLACERES QUE NO VOLVERÁS A DISFRUTAR

Echas de menos tu adolescencia y aún no lo sabes

Cuando somos adolescentes queremos con todas nuestras fuerzas salir de esa oscura época de incertidumbre y gozar de todas las libertades del mundo adulto. Sin embargo, pasada cierta edad descubres que esa época tan menospreciada escondía placeres que jamás volverás a disfrutar, o por lo menos: no en su plenitud. Aquí te recordamos algunos de ellos.

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | 15/10/2018

Un estudio reciente de una plataforma de música online confirmó que nos pasamos toda nuestra vida adulta escuchando las canciones que nos hicieron vibrar de adolescentes.

No en vano, esa es la época en la que se fragua nuestro gusto por la vida y cuando los deseos son tan irrefrenables que sentimos que podemos tocar todo lo que nos queda muy lejos.

En la adolescencia creemos que tenemos responsabilidades, sin embargo, somos libres de dormir cuanto queramos y sabemos que nadie va a morir porque nos retrasemos en nuestros deberes.

Nada es irremediable y todo puede esperar. Reímos, hablamos alto y decimos tonterías.

Decir lo primero que nos pasa por la cabeza es un derecho de todo adolescente. Porque es una época en la que crees tener razón con cada idea que planteas.

Y no tienes pudor para defender tus opiniones con toda la pasión y el dramatismo que consideres necesario.

También es una época en la que tienes mucho sueño, eres capaz de dormir hasta las tantas del medio día, por no hablar del hambre voraz y de un estómago a prueba de bombas.

¿Lo echas de menos? Confiésalo, seguro que sí.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.