El músico y DJ Goldie, amigo de Robert Del Naja, cantante de Massive Attack, tuvo un desliz muy comprometido. Durante una entrevista en el podcast Distraction Pieces, aseguró lo siguiente:

"Denme unas 'bubble letters', escribamos algo en una camiseta, pongamos 'Banksy' y listos... Lo podemos vender ahora mismo. Aunque lo podría haber hecho cualquier otro. Con todo el respeto a Robert, creo que es un artista brillante. Creo que ha revolucionado el mundo del arte", dijo.

Tras nombrar a su amigo Robert, Goldie hizo un silencio dramático y cambió de conversación. Una vez que el podcast se ha compartido por internet, la teoría de que el cantante de Massive Attack era Banksy retornó a las redes sociales.

El aludido, el mismísimo Robert, no ha confirmado ni desmentido la verdadera identidad del grafitero, pero Goldie en su cuenta de Twitter asegura que sí lo han comentado “meándose de risa en los pantalones”.

Banksy ‘estuvo’ en Madrid –su obra- durante la celebración de la feria Urvanity, uno de los eventos paralelos a ARCO. Los organizadores aseguraron entonces que sus obras podrían valer más de un millón de euros.

En Urvanity, no en vano, alguno de sus grafitis de la galería Vroom&Varossieau se vendían entre los 195.000 y los 400.000 euros, precios que no estaban nada mal para un artista anticapitalista.