El matrimonio formado por Bryan y Ashley Bullerdick pensaron en esta posibilidad tras leer una entrevista con Barbra Streisand en la que la cantante contaba que había clonado a uno de sus perros.

Tomaron una muestra de ADN del gato y la mandaron a una de las empresas que ofrece este servicio.

Apenas un mes después, el gato falleció. Tenía 19 años.

“Le hemos dado la mejor vida que hemos podido. Cuando murió, me consoló mucho saber que íbamos a tener un clon”, ha explicado la mujer a la revista ‘People’.

Tras recibir a su nuevo gato, el matrimonio se quedó perplejo del parecido con Cinnabun. Tanto, que decidieron llamarlo igual.

El gato tiene, según ellos, el mismo carácter que su mascota original.

“Definitivamente, lo volveríamos a hacer”, aseguran Bryan y Ashley.