FEBRERO ES EL BLACK HISTORY MONTH EN VARIOS PAÍSES

FEBRERO ES EL BLACK HISTORY MONTH EN VARIOS PAÍSES

Blackface o la polémica de disfrazarse de negro durante el carnaval

Este mes de febrero se ha celebrado el Black History Month, que recuerda la cultura negra en todo el mundo, con especial énfasis en la historia de la diáspora negra a causa de la colonización y el esclavismo. Aprovechamos para abordar uno de los debates más interesantes y una de las grandes reivindicaciones del colectivo: erradicar el 'blackface', pintarse de negro.

Tropic Thunder
Tropic Thunder | Tropic Thunder

VÍCTOR M. GONZÁLEZ | @VictorMGonz | Madrid | 22/02/2019

Ha sido un Black History Month complicado en Estados Unidos. Esta fecha, que se celebra siempre en los meses de febrero y octubre (también en otros países, como Canadá y Reino Unido), conmemora la importancia de la cultura negra en todo el mundo, centrándose en la diáspora que supuso la colonización y el esclavismo.

Pero este febrero ha coincidido con eventos que azuzan el racismo y el fundamentalismo ideológico en Norteamérica: la revista 'Esquire' ha puesto de portada a un adolescente blanco privilegiado que se queja de la falta de libertad y la corrección política, y Jussie Smollet, actor de la serie 'Empire', ha supuestamente fingido un ataque racista y homófobo en el que él era la víctima. La comunidad negra, por lo tanto, lo tiene en esta ocasión más difícil para reivindicar la que es su propia fiesta cultural.

El Black History Month casi coincide con una celebración muy popular en España, Carnaval, así que no está de más aprovechar para recordar una gran reivindicación del colectivo negro: el 'blackface'. ¿Que qué es eso?

Ya sabes que nos gusta la cultura pop, así que vamos a poner un ejemplo televisivo. En la excepcional serie 'Queridos blancos', lo que desencadena el duelo entre los estudiantes negros y los blancos es una fiesta 'blackface', donde los segundos se disfrazan de negros, con la cara y el cuerpo pintados, denigrando figuras de la cultura negra y perpetuando estereotipos dañinos sobre la comunidad.

¿Necesitas un ejemplo más claro? Lo tenemos: Alberto Ruiz-Gallardón con la cara pintada de negro para dar vida a Baltasar en el desfile de los Reyes Magos. Algo muy habitual en España que bien puede suceder en Carnaval.

Una práctica más extendida de lo que crees

Pero, ¿de verdad es el 'blackface' tan ofensivo para la comunidad negra? Sí, lo es, y podemos recoger varios argumentos. Por un lado, en ocasiones es una muestra de apropiación cultural, eso tan de moda tras el debate Rosalía.

¿Qué quiere decir esto? Que los blancos se apropian de símbolos de la cultura negra para disfrazarse, cuando en otros casos la discriminarían. Por otro, más importante todavía, es una forma de perpetuar estereotipos racistas que denigran a las personas negras.

Hay un par de ejemplos que vas a entender rápidamente: el negrito del Cola Cao, o los Conguitos. No solo promueven una imagen estereotipada del colectivo negro, sino que traicionan su historia, a veces blanqueando algo tan doloroso como el esclavismo, cuando se los retrata en tribus salvajes o como esclavos felices de contentar a sus dueños.

Los expertos afirman que el origen de la 'blackface' se remonta al siglo XIX, a la cultura teatral de Reino Unido y más tarde en Estados Unidos, pero hay un hito precisamente vinculado a lo que acabamos de tratar.

Es la película 'El nacimiento de una nación', de 1915, de D. W. Griffith, uno de los padres del cine tal y como lo conocemos, pero también criticada como manifiesto profundamente racista.

Esto se debe a que retrataba a las personas negras, sobre todo a los esclavos liberados tras la Guerra de Secesión, como ladrones, depredadores sexuales, vagos y borrachos, y justifica la creación del Ku Klux Klan.

En ella, como imaginas, aparecían actores blancos pintados de negro. El escritor James Baldwin, amigo de Malcolm X y Martin Luther King, aseguraba que la nación estadounidense se fundaba en el racismo. Esto lo demuestra.

El legado racista de Hollywood

Así que ya sabes: que hoy las fiestas 'blackface' sean tan comunes en Estados Unidos o esa costumbre de pintarse la cara para hacer de Baltasar encuentra su germen en el odio hacia las personas negras. Pero 'El nacimiento de una nación' no es, ni mucho menos, el único ejemplo de 'blackface' en Hollywood.

Al contrario, está muy extendido, normalmente, de nuevo, para hacer sangre en clichés, a veces tras el escudo del humor y la corrección política. De hecho, el único caso aplaudido es el de la comedia 'Tropic Thunder', donde Robert Downey Jr. da vida a una estrella de cine que se pinta de negro para el personaje con el que quiere consagrarse.

La parodia de la parodia. Pero tampoco hay que irse tan lejos. Las actrices Zoe Saldaña y Angelina Jolie hicieron 'blackface' en dos cintas recientes: 'Nina' (2014) y 'Un corazón invencible' (2007).

Otra implicación del 'blackface' es que sirve para dejar fuera de la industria a actores y actrices negras. El planteamiento es el siguiente: si tenemos a estrellas blancas a las que podemos pintar de negro, ¿por qué vamos a pagar a intérpretes racializados? Así es cómo Angelina Jolie terminó dando vida a la periodista Mariane Pearl y cómo Zoe Saldaña interpretó a la leyenda del colectivo negro Nina Simone.

Este segundo caso es un tanto diferente, ya que Saldaña es negra, pero de un tono de piel más claro y un físico mucho menos contundente. El debate da para mucho más: hace solo unas semanas, Gucci pidió disculpas por una colección de ropa en la que muchos vieron 'blackface', y Katy Perry retiró unos zapatos diseñados por ella misma por la misma razón. Una reflexión muy interesante que esperamos que tú también hagas tuya.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.