un sistema de préstamo insalvable

un sistema de préstamo insalvable

El banco que pone grilletes GPS a los inmigrantes ilegales de EEUU que piden un crédito

La fianza para salir de un centro de detención de inmigrantes ilegales en EE.UU asciende a unos 15.000 dólares, si no los pagas acabas en una prisión del Servicio de Inmigración, y sobrevivir allí cuando no has cometido ningún delito no es fácil. Sin embargo una entidad financiera se ocupa de sacarte, a cambio de meterte en un sistema de préstamo insalvable.

Verjas
Verjas | Pixabay

DAVID NAVARRO | @madnavarro | Madrid | 29/03/2019

Ser inmigrante ilegal en EE.UU. significa que en cualquier momento un policía puede pedirte la documentación, descubrir que estás en situación irregular, y acabar en un juicio rápido en el que la sentencia suele ser una condena a reclusión en un centro de ICE (del Servicio de Inmigración).

Técnicamente no estarás allí hasta que se deporte, sino hasta que pagues una fianza de unos 15.000 dólares, entonces podrás volver a salir como si nada de esto hubiera pasado, hasta la próxima vez que te pillen y el proceso se repita. Pero si no pagas, pasado un tiempo, se te deportará.

Esta situación provoca que muchos indocumentados de Latinoamérica acaben presos durante una larga temporada, hasta que se tramita la deportación, y ese es un camino demasiado duro y costoso. En muchas de estas historias la hazaña para superar la frontera norteamericana ha implicado poner en grave peligro sus propias vidas, y ahora, 15.000 dólares es lo que les separa de la libertad.

Usura pura aplicada a los inmigrantes

Ante esta situación ha surgido una empresa que se anuncia como salvadora de todos aquellos a los que ICE mete en prisión a espera de deportación. Libre by Nexus se ocupa de todos los trámites legales y administrativos para dejarte libre, y pagan íntegra tu fianza, al contado y en un solo plazo.

 

Pero las condiciones bajo las que estas personas adquieren el préstamo de Nexus son brutales. Primero, porque admiten llevar un grillete GPS en el tobillo hasta que salden su deuda. Se trata del típico dispositivo de localización que llevan los presos de libertad vigilada, que monitoriza en todo momento dónde estás, y que no puede ser retirado sin que salten las alarmas.

El grillete pertenece a Nexus, y para quitarlo debes romperlo, y en ese caso se te cae el pelo, pues la deuda caería como un mazazo sobre ti y tu familia, si ese GPS se rompe o es retirado sí estarás en problemas.

Imposible amortizar un céntimo al mes

Además, el pago mensual que debes realizar a Nexus es único para todos los clientes, es una base de 420 dólares, con los que no estás amortizando ni un solo dólar de tu deuda. Con esos 420 lo que estás haciendo es pagar el alquiler del grillete y su monitorización. Y solo si pagas más al mes, estarás quitando deuda.

Por esta razón, hay quien se puede pasar varios años tan solo pagando la mensualidad de alquiler del grillete, y sin amortizar ni un solo centavo de deuda. Así el negocio resulta redondo para Nexus.

Un grillete digno de la época medieval

Cuando han preguntado a la empresa porqué lo de imponer un grillete de localización, ellos explican que es una medida de seguridad para la empresa y ante la ley, pues Nexus responde legalmente de donde se localiza esa persona en el caso de que Inmigración pidiera citarse con ella para ver su situación, y sin grillete, el cliente podría esfumarse.

A cambio, Nexus garantiza todo el soporte legal a los inmigrantes para que cualquier petición de ICE sea inocua, a menos que el inmigrante delinca y se meta en líos de otra naturaleza.

El truco de Nexus es que no tiene porqué pagar nada de tu fianza si no puedes. Pero sí debes pagar los 450 dólares mensuales, y si no lo haces, el recargo es brutal. Solo te librarás del grillete cuando llegues a pagar el 80% del dinero que te ha prestado Nexus, o si el juez cierra el caso porque tu situación de ilegal varía.

Sin embargo, para quien está preso en un centro de ICE cualquier opción que le permita salir en libertad parece una buena idea. Los familiares hacen todo lo posible por sacarlo de allí, y conocer a Nexus acaba siendo cuestión de tiempo, por puro boca a oreja.

La publicidad se hace desde dentro de las prisiones, entre presos que comentan este sistema, y entre amigos y familiares que sugieren esa solución de último recurso. Cuando se pasan los meses y un inmigrante ilegal ya no aguanta más en prisión, pagar lo que sea en cómodos plazos parece la mejor opción.

De esta forma, de los más de 25.000 inmigrantes que Nexus reconoce haber ayudado, probablemente un porcentaje muy alto de ellos aun siga pagando la mensualidad de alquiler del grillete, y este se un pago perpetuo durante mucho tiempo. Lo cual, también crea estigma, pues todo aquel que vea que llevas un dispositivo de localización pensará que estás bajo arresto domiciliario o que eres un inmigrante ilegal

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.