La revolución tecnológica de la ‘María’ norteamericana comenzó hace más de una década. ‘Weedmaps’ (mapas de marihuana; no se quedaron calvos pensando el nombre) surgió como una especie de ‘terapia de grupo online’ en la que pacientes a los que se les había recetado marihuana con fines medicinales podían darse consejos los unos a los otros.

Hablaban de qué cepa era mejor, qué efectos producían y, sobre todo, puntuaban los dispensarios a los que acudían para hacerse con ella. No solo eso, a través de un mapa, la página te indicaba (y lo sigue haciendo) los dispensarios que estaban más cerca de ti. ¡Maravilla! Pero, ¿quién inició este proyecto y cómo ha sido su evolución a lo largo de estos años?

Creada por Justin Hartfield y Keith Hoerlin (aunque este último ya no forma parte del proyecto), podría parecer que esta iniciativa surgiese (solamente) de un sentimiento altruista alimentado por el objetivo de convertirse en una herramienta de ayuda social.

Ni mucho menos. Justin se encontraba estudiando un MBA en negocios en la Universidad de California, Irvine, cuando, harto de tener que recurrir a camellos para que le consiguiesen marihuana (era el año 2007 y todavía no era legal su consumo recreativo en este Estado), decidió exagerar delante de su médico el insomnio que padecía. ¿Resultado? Receta legal para lo que claramente era un consumo recreativo. Y no lo digo yo.

Lo dijo él mismo durante una entrevista para ‘The Wall Street Journal’ en julio de 2009: “Mi experiencia pone de manifiesto que el sistema es una farsa total”. Quizá por eso él supo ver lo que otros muchos no.

La legalización de la marihuana para su uso recreativo llegaría en algún momento a todos los Estados del país y qué mejor que lanzar ya una plataforma que, después, se convertiría en lo que hoy es un imperio que genera millones de dólares al año. ¿Cuántos? Es una incógnita que Justin nunca ha querido desvelar. Sin embargo, hace cuatro años dejó caer que los beneficios de ‘Weedmaps’ llegaban a los 30 millones de dólares.

Así pues, en 2008 (y tras comprobar que en tan solo un año ‘Weedmaps’ era todo un éxito) su socio y él abandonaron definitivamente los estudios para convertirse en los reyes de la marihuana online.

“Estaba en clase y solo pensaba que estaba ganando mucho más dinero que mis profesores”, recordaba con sorna Justin en una entrevista concedida al portal Forward.com. Sin embargo, como todo buen visionario que se precie, Hartfield enseguida supo ver dónde estaba el verdadero negocio. Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma. Dicho y hecho.

A día de hoy, ‘Weedmaps’ no solo te indica los dispensarios que se encuentran más cerca de tu domicilio, oficina, residencia de verano… La página también te permite hacer pedidos online con la opción de ‘recoger’ o ‘llevar a casa’. ¿Magia? No, tecnología.

A pesar de todo, esta página sigue fiel a sus orígenes y su descripción oficial reza lo siguiente: “Somos una comunidad donde los pacientes de marihuana medicinal encuentran y se conectan con sus dispensarios”. Medicinal o recreativa, lo que está claro es que conseguir hierba en Estados Unidos es, gracias a ‘Weedmaps’, un poco más fácil.