En mitad del barrio de Washington Park, en la ciudad de Denver, Colorado, se erige imponente la primera Iglesia Internacional del Cannabis. Este espacio de más de más de 1.200 m² y más de un siglo de antigüedad se ha rehabilitado para convertirse en el santuario de los "elevacionistas", que profesan una nueva religión centrada en el consumo de marihuana con fines espirituales.

El templo abrió sus puertas el 20 de abril, fecha que se considera el Día de la Marihuana. En su primera celebración oficial, los organizadores afirman haber congregado a varios cientos de personas, que se reunieron para consumir cannabis y admirar el espectacular edificio.

La decoración del interior de la iglesia corrió a cargo del artista español Okuda San Miguel. Este cántabro afincado en Madrid, que ya había rehabilitado la Iglesia del Skate en Asturias, dedicó tan solo siete días a pintar junto a dos ayudantes el techo y las paredes del nuevo santuario.

El artista español Okuda San Miguel pintó el espectacular interior de la iglesia en tan solo siete días

El surgimiento de la religión "evolucionista" tiene su origen en la ley del estado de Colorado, que permite el consumo recreacional de cannabis desde 2012. Sin embargo, en Denver no está permitido fumar marihuana en público, razón por la cual se han multiplicado en los últimos años los espacios destinados a este tipo de actividades.

Por lo pronto, la apertura de la primera Iglesia Internacional del Cannabis ha supuesto un grandísimo éxito mediático. Sus responsables afirman que en tan solo una semana han conseguido cuadruplicar el número de feligreses.