Un 10,9 % de los sanitarios que ha dado positivo en COVID-19 ha sido hospitalizado, un 16,5 % ha desarrollado neumonía, un 1,2 % ha requerido ingreso en UCI y un 0,1 % ha fallecido.

Así lo confirma el Informe sobre la situación de COVID-19 en personal sanitario en España, elaborado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), que afirma que el 65 % de los profesionales contagiados presenta como antecedente epidemiológico de riesgo el contacto con personas con infección respiratoria y el 70 %, el contacto estrecho con casos de COVID-19 probable o confirmado.

El 76 % de los profesionales sanitarios infectados son mujeres

El estudio ha analizado los 30.660 casos de sanitarios con COVID-19 notificados hasta el pasado 4 de mayo y ha evaluado características demográficas, clínicas y epidemiológicas, así como las particularidades según el nivel de gravedad (hospitalizados y no hospitalizados, UCIs y defunciones).

Según los resultados, el 76 % de los profesionales sanitarios infectados son mujeres, con una edad media de 46 años (47 en hombres).

“Los síntomas más frecuentes que han desarrollado estos trabajadores son tos, fiebre, escalofríos y dolor de garganta. Además, uno de cada tres pacientes ha presentado clínica digestiva (diarrea o vómitos), siendo más frecuente en mujeres que en hombres, al igual que la disnea y el dolor de garganta”, escribe el ISCIII en el documento. La fiebre, en cambio, se ha repetido más entre los hombres.

Además, aunque haya un mayor número de mujeres infectadas, los hombres presentan una mayor prevalencia de neumonía, enfermedades de base y un mayor porcentaje de hospitalización, admisión en UCI y ventilación mecánica.

Son necesarios más análisis

El informe también desprende que los trabajadores sanitarios con neumonía tienen una edad significativamente superior que los que no han padecido esta infección (52 frente 45 años, respectivamente).

Los trabajadores sanitarios con neumonía tienen una edad significativamente superior que los que no han padecido esta infección

Según la información disponible hasta el momento, la letalidad de los casos de COVID-19 en personal sanitario es del 0,1 % (35 casos).

“Estos resultados deben interpretarse con precaución, puesto que se han considerado como no fallecidos los casos sin información en esta variable, y deben ser confirmados en posteriores análisis”, advierte el ISCII en el informe.

En cuanto a la escala de gravedad de casos no hospitalizados, hospitalizados, admitidos en UCI y fallecidos, el informe vuelve a demostrar que la edad aumenta con el nivel de gravedad. A medida que aumenta la gravedad, existe un mayor porcentaje de hombres y de pacientes con enfermedad de base.