Una lente intraocular de foco extendido patentada por investigadores del CSIC para tratar las cataratas ha sido implantada por primera vez este verano en pacientes de España y la República Checa.

La empresa belga PhysIOL, que ha licenciado la nueva tecnología, ha industrializado la lente en colaboración con el Laboratorio de Óptica Visual y Biofotónica del Instituto de Óptica ‘Daza de Valdés’ del CSIC. La lente será lanzada en el 37º Congreso de la European Society of Cataract and Refractive Surgeons, que se celebra del 14 al 18 de septiembre en París.

Diseño refractivo

“Las cataratas afectan a la mitad de la población por encima de los 65 años y la cirugía de catarata conlleva unos 28 millones de procedimientos al año”, explica Susana Marcos, coinventora de la tecnología. “En la cirugía de cataratas se reemplaza el cristalino natural por una lente intraocular artificial. Estas lentes tienen diseños cada vez más sofisticados que devuelven no solo la transparencia del cristalino natural sino que también mejoran su calidad óptica”, añade.

La nueva lente intraocular aumenta el rango de foco de las lentes asféricas monofocales que se usan convencionalmente en el tratamiento de las cataratas, y mantiene una calidad de óptica óptima para lejos y distancias intermedias. El diseño refractivo evita halos y otros artefactos presentes en lentes difractivas, produciendo una visión natural a varias distancias, según sus creadores.