La normativa europea de calidad del aire (Directiva 2008/50) establece un valor límite horario de NO2 (200 microgramos por metro cúbico de aire) que no debe superarse más de 18 horas al año, y este límite resulta obligatorio desde 2010.

El Informe La calidad del aire en la ciudad de Madrid, presentado esta mañana por la organización conservacionista Ecologistas en Acción indica que los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) rebasaron una vez más los máximos anuales permitidos por la normativa europea a lo largo de 2014. Asimismo, esta vulneración se ha confirmado también en las primeras semanas de 2015, con 6 estaciones que se colocan al margen de la ley. De este modo, Madrid incumple la normativa por sexto año consecutivo.

"La tendencia al alza es alarmante, si se analizan los datos de los primeros días de 2015. Son también 6 las estaciones que han superado ese valor límite horario anual en tan solo doce días. Los puntos de medición de Ramón y Cajal, Villaverde, Barrio del Pilar, Ensanche de Vallecas, Fdez Ladreda (Plaza Elíptica) y Sanchinarro han superado ya las 18 horas permitidas para todo 2015", explica un comunicado de la organización.

En mayo de 2013 la Comisión Europea rechazó la concesión de la prórroga solicitada por el Ayuntamiento de Madrid para cumplir con los valores límite de contaminación por NO2. En estos momentos Madrid tiene abierto un expediente de infracción que terminará por dar lugar a una cuantiosa multa. 

"El envío de una carta al Gobierno, como ha hecho la alcaldesa Ana Botella, no va a solucionar un problema grave que afecta a la salud de toda la ciudadanía. Es preciso tomar medidas urgentes para el control del tráfico, facilitando otros modos de transporte", añade Ecologistas en Acción.

Ozono troposférico

Uno de los resultados más relevantes del informe de la calidad del aire en la ciudad de Madrid durante 2014 es que se confirma la irrupción de otro peligroso contaminante, el ozono troposférico (O3), de especial incidencia en los meses de verano.

Un total de 8 de las 14 estaciones que miden este contaminante en Madrid registraron más de 25 superaciones del valor límite legal octohorario (120 microgramos por metro cúbico de aire).

 Aunque algunos contaminantes como las partículas hayan moderado su incidencia, la situación se está deteriorando a causa del ozono o el dióxido de nitrógeno.

El Informe de Calidad del aire de Madrid recoge los datos de las 24 estaciones de medición situadas en el perímetro urbano. Analiza la presencia de dióxido de nitrógeno (NO2), partículas en suspensión y ozono troposférico en función de la normativa de obligado cumplimiento (la directiva europea) y también de los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (más restrictivos).

Expone también los graves efectos para la salud que supone respirar aire contaminado, que provocan al menos 2000 muertes prematuras en la ciudad de Madrid cada año, según informes científicos avalados por la Comisión Europea.