Los investigadores españoles en Reino Unido esperan un brexit suave

Los investigadores españoles en Reino Unido esperan un brexit suave

Los investigadores españoles en Reino Unido esperan un brexit suave

Más del 70% de los miembros de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU) no cumple las condiciones para solicitar la tarjeta de residencia permanente o desconocen el proceso para solicitarla en ese país. Sin embargo, esta asociación espera que la salida la salida de la UE se haga por la vía suave y se alcance el mejor acuerdo posible en ciencia e innovación, según las conclusiones de una jornada, celebrada en la sede de la Fundación Ramón Areces, en Madrid.

Los investigadores espanoles en Reino Unido esperan un brexit suave
Los investigadores espanoles en Reino Unido esperan un brexit suave | Sinc

El pasado viernes se celebró en Madrid, en la sede de la Fundación Ramón Areces y la Sociedad de Científicos Españoles en Reino Unido (CERU), una jornada sobre la carrera investigadora y otras profesiones científicas en Reino Unido. El evento, que contó con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) abordó las incertidumbres de los científicos españoles en ese país tras el brexit.

"Es imperativo que, cuanto antes, se concreten las garantías ofrecidas sobre los derechos de los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido y se establezcan acciones que mantengan y favorezcan la colaboración en investigación entre Reino Unido y otros países europeos". Así lo ha expresó Estrella Luna, investigadora de la Universidad de Sheffield y presidenta de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU).

"La incertidumbre está haciendo que proyectos de desarrollo estratégico de algunas universidades se hayan quedado en pausa por una posible crisis económica en los próximos años", ha añadido Luna. Esta sociedad acaba de cumplir su quinto aniversario, fue pionera entre las asociaciones de científicos españoles en el exterior y cuenta con más de 700 socios.

Según la presidenta, las negociaciones para la salida de la UE ya están teniendo sus primeros efectos. "Algunos programas de financiación británicos han recibido este año casi el doble de solicitudes que en otras ocasiones. Esto puede ser debido a que los investigadores en Reino Unido hayan apostado por fuentes de financiación nacional robustas que no se vean interrumpidas en unos años cuando el país salga de la UE", comentó.

Según una encuesta llevada a cabo por CERU, más del 30% de estos investigadores españoles en Reino Unido han decidido cambiar sus planes futuros después del resultado del referéndum sobre el brexit. El 43% de ellos asegura que abandonaría el Reino Unido si no se ofreciera urgentemente seguridad a los ciudadanos de la UE que ya se encuentran en ese país.

Encuesta

Además, esa encuesta ha permitido conocer que más del 70% de los miembros de CERU no cumple las condiciones para solicitar la tarjeta de residencia permanente o desconocen el proceso para solicitarla. En el caso de que finalmente tuvieran que abandonar el país, más del 30% volvería a España, el 60% se trasladaría a otro estado miembro de la UE y el 10% saldría del viejo continente.

Para la agregada en Ciencia e Innovación en la embajada británica en España, Sara Cebrián, "en el proceso de salida de la Unión Europea, uno de los objetivos prioritarios del Gobierno británico es alcanzar el mejor acuerdo posible en ciencia e innovación. Un acuerdo único, que garantice que la excelente colaboración científica con nuestros socios europeos no sólo continúe, sino que se vea reforzada y crezca cada vez más", añadió.

Sin embargo, la mayoría de los investigadores que participaron en la jornada se mostraron esperanzados en que el brexit sea lo más blando. Alejandra Sel, investigadora en la Universidad de Oxford, ve "imposible que en el tiempo acordado creen leyes nuevas que sustituyan las europeas".

Sel cree que la política migratoria y las condiciones económicas empeorarán ligeramente y expresó su deseo de, dadas las circunstancias, intentar lograr un brexit suave, aunque el curso de las negociaciones parece apuntar a que esto no va a ser así.

Sel recordó que "Reino Unido es el país de la Unión Europea con el mayor número de becas de financiación europea concedidas (en concreto, becas ERC y Marie Curie). El Gobierno de ese país ha dicho que va a compensar económicamente la falta de esta financiación después del brexit. Lamentablemente, esto es virtualmente imposible", ha añadido. Aunque por circunstancias familiares ya no se ve fuera de Reino Unido, esta investigadora sí reconoce que el Brexit le creará problemas y trabas para su futuro profesional, al tiempo que recuerda que su actual contrato es temporal.

SINC | Sinc | Madrid | 20/11/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.