TecnoXplora » SINC

REUNIONES A DISTANCIA

La interacción virtual nos hace menos creativos

Durante las videollamadas se producen menos ideas creativas que en persona, según un nuevo estudio que destaca que la calidad de las mismas sin embargo se mantiene. La razón es que la comunicación se centra en una pantalla, lo que reduce el enfoque cognitivo y la generación de ideas. En cambio, otros trabajos colaborativos no se ven afectados, e incluso parece que salen beneficiados por las condiciones virtuales.

Videollamada

Videollamada Sinc

Publicidad

Durante la pandemia de la covid-19 millones de personas han tenido que trabajar desde casa de forma indefinida y acostumbrarse a colaborar virtualmente mediante tecnologías de videoconferencia. Una vez que termine la crisis sanitaria, se estima que el 20 % de los días laborables en EE UU se podrán realizar desde casa.

Además, las principales empresas de diversos sectores −como Google o Amazon− han aumentado la flexibilidad de sus políticas de teletrabajo. Sin embargo, aún se desconocen los efectos del abandono de las interacciones en persona y cómo esto puede afectar a la creatividad y la innovación.

Ahora una nueva investigación arroja luz sobre este asunto. El trabajo, publicado en la revista 'Nature', revela que durante las videollamadas se producen menos ideas creativas que de forma presencial. Para llegar a estas conclusiones, Melanie Brucks, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia, y Jonathan Levav, de la Escuela de Negocios de la Universidad de Stanford (ambas en EE UU), reclutaron a 1.490 personas en cinco países de una empresa de infraestructuras de telecomunicaciones: Europa, Oriente Medio y el sur de Asia.

Durante el experimento, los participantes fueron emparejados al azar, cara a cara o por videollamada, y se les pidió que crearan ideas de producto y que eligieran una para presentarla como futura innovación de producto para la empresa.

Los autores descubrieron que las parejas que realizaron el experimento en persona produjeron más ideas, y más creativas, en comparación con las parejas virtuales. "Hay una diferencia de 2,5 ideas: los grupos presenciales generan unas 16 o 17, mientras que los virtuales producen entre 13 y 15", indica Brucks.

Sin embargo, a la hora de seleccionar qué idea era la más creativa, los investigadores se toparon con algo curioso: los grupos virtuales no eran menos eficientes que los presenciales. Además, los datos preliminares apuntan a que las condiciones virtuales podrían ser incluso mejores en estos casos.

Brainstorming en videollamadas

Brucks y Levav descubrieron que estos resultados se debían a las diferencias en la naturaleza física de las interacciones por videollamada y en persona. Los datos obtenidos con tecnologías de seguimiento ocular revelaron que los grupos virtuales pasan más tiempo mirando directamente a su compañero, en lugar de mirar alrededor de la habitación.

"Cuando hablamos virtualmente, nuestro entorno compartido se limita a la pantalla. Pensamos que esto podría conducir a una mayor concentración, lo que debería perjudicar la generación de ideas porque, en realidad, somos más creativos cuando estamos desconcentrados y libres", señala Brucks.

Las videollamadas centran la comunicación en una pantalla, lo que reduce el enfoque cognitivo −procesos mentales como la memoria, el pensamiento y la resolución de problemas, entre otros− y la generación de ideas creativas. Sin embargo, como la evaluación crítica de las ideas creativas utiliza un proceso intelectual diferente, no se ve afectada por el menor enfoque cognitivo.

Los hallazgos sugieren que el trabajo creativo puede beneficiarse de las reuniones en persona, ya que las interacciones virtuales conllevarían un coste cognitivo. En cambio, otros tipos de colaboración pueden no verse afectados.

Por tanto, no es que las conversaciones presenciales o en línea sean siempre mejores o peores, sino que es posible que tengamos que ajustarnos en función de lo que queramos conseguir. Por ejemplo, Brucks sugiere que se apague la cámara del ordenador durante los procesos de generación de ideas para así poder caminar y mirar alrededor, lo que nos ayudaría a ser más creativos.

Referencia:

Brucks & Levav (2022) "Virtual communication curbs creative idea generation". 'Nature'

Publicidad