La situación de la epidemia del virus del COVID-19 va cambiando de foco. Tanto China como Corea del Sur tienen una estimación muy favorable, este último lleva seis días de descenso progresivo de los casos. En Europa, el país más afectado es Italia, que ya se sitúa en 7.375 personas afectadas y 366 fallecidas.

“Con las medidas que se han tomado, deberíamos ver ya un descenso en ese número”, ha destacado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón en una rueda de prensa hoy en Madrid. A Italia le siguen Francia (1.126) y Alemania (1.112) como los países con más infectados en Europa.

Fernando Simón reconoce un incremento de casos en España “que siguen la línea que había hasta ahora”

Simón afirma que la situación de España “es diferente a la de Italia”, aunque reconoce un incremento de casos “que siguen la línea que había hasta ahora”. En total, según datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, el número ha ascendido a 999 personas infectadas en todo el país y 16 fallecimientos confirmados. La mayoría se centran en dos regiones, la Comunidad de Madrid (469) y el País Vasco (149).

“En el caso del País Vasco, se centra solo en una provincia, Álava. En la capital, de forma moderada, y en un municipio cercano a Haro, La Rioja, de forma importante”, ha afirmado el experto.

En la Comunidad de Madrid, “ha habido un incremento de aproximadamente 200 casos con respecto a los datos de ayer”, ha continuado, aunque aún no se tienen detalles de si estos brotes se siguen asociando a los de transmisión ya conocidos.

Medidas coherentes con la situación

Por ello, el director del CCAES ha destacado que se están barajando medidas “centradas en estas dos zonas de riesgo”. Precisamente, la rueda de prensa se ha acortado para que Simón asistiese a una reunión en la que se discutirá la toma de medidas “más adecuadas y coherentes con la situación epidemiológica real”.

Simón recuerda que, al margen de las medidas a nivel comunitario, es necesaria la “responsabilidad individual”

“No tiene sentido proponer medidas que no podemos implementar. Eso genera una falsa sensación de seguridad y la relajación de los sistemas que sí sabemos que son eficaces”, añade.

Simón recuerda que, al margen de las medidas a escala comunitaria, es necesaria la “responsabilidad individual”, como el lavado de manos y que las personas con sintomatología “entiendan el riesgo que supone al resto de la población, tomen medidas de precaución y avisen a los sistemas de salud”.

Además, ha transmitido que, aunque los sistemas de salud de algunas zonas se están sobrecargando, “hasta ahora se está consiguiendo trabajar correctamente”.