Un equipo integrado por profesionales de diferentes disciplinas como química, física, biología e ingeniería del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha comenzado a producir pantallas de protección individual para el personal sanitario de Madrid, elaboradas mediante la técnica de impresión 3D.  

El objetivo es ayudar a paliar la escasez de los elementos que forman los equipos de protección individual 

El objetivo es ayudar a paliar la escasez de los elementos que forman los equipos de protección individual (EPI), con los que los sanitarios y personal asistencial de las residencias de mayores se protegen del contagio de la pandemia de COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Participan en esta iniciativa el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros (ICTP), el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN).

Ya se tiene listo un primer envío de 50 pantallas para su distribución en distintos hospitales de Madrid, como el Hospital Universitario 12 de Octubre, Hospital Clínico San Carlos y Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Estos envíos se repetirán en días sucesivos.

Fabricación en poco tiempo

La fabricación aditiva (o 3D) tiene la ventaja de que no es necesario fabricar un molde, como ocurre en la fabricación por inyección, lo que permite disponer del producto final en poco tiempo y reproducirlo cómodamente. Y, aunque la fabricación por inyección permite mayores tiradas, la impresión por 3D es más ágil a la hora de rediseñar el producto final.

Aunque la fabricación por inyección permite mayores tiradas, la impresión por 3D es más ágil a la hora de rediseñar el producto final

Además, no requiere rellenar el producto por completo, lo que da más ligereza al producto final y ahorra en material, según indican los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros (ICTP).

Este equipo de institutos está agrupado en la plataforma temática interdisciplinar FAB3D del CSIC, que puede ofrecer varias impresoras de fusión de filamentos de una gran variedad de polímeros (PLA, ABS, Nylon, CPE, policarbonato, HIPS, TPU95 y elastómeros), algunos de grado médico (ABS, PLA, PCL), y software de diseño 3D. 

Esta asociación, según comunica el CSIC, está volcada en poner a disposición del sector sanitario todo el conocimiento de los grupos de investigación, empresas, centros tecnológicos miembros de la plataforma, así como la infraestructura disponible en maquinaria, laboratorios de investigación, talleres, etc.