Para gestionar adecuadamente la pandemia de COVID-19, los gobiernos y los científicos que los asesoran necesitan datos lo más reales posible de la situación. El problema es que esos datos no existen. Los únicos con los que cuentan son los que proporcionan los test en los laboratorios.

El estudio estima que las personas con síntomas de COVID-19 en España fueron 2.361.650 el pasado 30 de marzo, pero la cifra oficial de casos confirmados fue de 85.195

Es decir, los gobiernos saben cuántas personas han dado positivo, cuántas hay en los hospitales y cuántas están siendo atendidas telefónicamente, pero la mayoría de los expertos coinciden en que esos no son los datos reales de la pandemia.

Científicos de todo el mundo están estos días ideando fórmulas para estimar cifras que se ajusten más a la realidad. Entre ellos figura el grupo internacional liderado por el investigador Antonio Fernández Anta del instituto IMDEA Networks.

Según sus cálculos, los datos recogidos en las encuestas que se refieren a España estiman que el pasado lunes 30 de marzo el número de personas con síntomas de la enferemedad en España era 2.361.650, una cifra mucho más alta que la oficial, 85.195 enfermos confirmados con COVID-19 en nuestro país ese mismo día.

Los datos proceden del proyecto @CoronaSurveys que ha puesto en marcha el equipo para “medir el iceberg”. “Este objetivo es totalmente gráfico: hay una punta del iceberg que se ve y que es el número de casos confirmados, pero debajo de esa punta, sumergido bajo las aguas, está el resto del bloque de hielo, de una dimensión incierta, y que puede hacer naufragar un buque que desconozca su tamaño real”, apuntan los investigadores.

Encuesta anónima por Twitter

Para lograrlo, lanzaron hace más de dos semanas las primeras encuestas en Twitter. Actualmente se envía una diaria, abierta a la participación de cualquier persona. En ella se hacen solo tres preguntas: ¿de qué región (entendida cómo país o un área más pequeña) puedes proporcionar datos?, ¿a cuántas personas conoces en esa zona? y, de ellas, ¿cuántas tienen síntomas de COVID-19 o que puedan asociarse con esa enfermedad?

Uno de los objetivos a la hora de diseñar el método de búsqueda de información fue respetar escrupulosamente las leyes de protección de datos. Por esa razón, la encuesta es anónima y no recoge ninguna información que pueda llevar a la identificación ni de los participantes ni de los enfermos que se cuentan.

"El número de casos confirmados es la punta del iceberg, pero debajo está el resto del bloque de hielo que puede hacer naufragar un buque que desconozca su tamaño real”, dicen los investigadores

En un primer momento, la encuesta se lanzó solo en España pero en los días siguientes se han ido añadiendo otros once países: Portugal, Argentina, Chile, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos. Además, se amplió también la forma de difusión de las encuestas que, además de usar Twitter, ahora están disponibles a través de Facebook y LinkedIn.

Los resultados se recogen cada día. De esa forma el estudio no solo proporciona un número estimado diario total de infectados sintomáticos sino que permite observar la evolución de la enfermedad.

Para hacer la estimación, los investigadores toman las respuestas obtenidas en la encuesta con una serie de matizaciones. Primero eliminan las que son muy posiblemente incorrectas, como alguien que afirme conocer a mil personas y que todas tienen síntomas. Luego se calcula la proporción de personas con síntomas respecto al total.

Esta proporción finalmente se extiende a toda la población del país. El equipo de investigadores está trabajando para elaborar métodos más sofisticados que compensen posibles sesgos en los datos, pero lo que se ha observado es que las estimaciones obtenidas con el sistema empleado hasta ahora son cercanas a las que se obtienen con otros métodos indirectos.

Estimaciones dispares

El mismo 30 de marzo que se ha tomado como referencia para ofrecer los datos de este estudio, un equipo del Imperial College de Londres publicó un informe donde señalaba que alrededor del 15% de la población española podría estar ya infectada por el nuevo coronavirus.

Esto implicaría que unos siete millones de personas se habrían contagiado ya de COVID-19 en nuestro país. Sin embargo, ahora las estimaciones de IMDEA Networks sugieren que son tres veces menos.

Si crees que presentas síntomas de COVID-19, en el vídeo superior te contamos cómo puedes realizar una autoevaluación de forma online.