Una app para estudiar la evolución del lenguaje humano jugando a crear tu propio idioma

Una app para estudiar la evolución del lenguaje humano jugando a crear tu propio idioma

Una app para estudiar la evolución del lenguaje humano jugando a crear tu propio idioma

Los códigos de comunicación humanos se basan en nuestra capacidad para asignar significados a elementos neutros, como símbolos y letras. Con la app Color Game, desarrollada por investigadores alemanes, los jugadores deben crear un lenguaje propio con el que comunicar colores a partir de signos en blanco y negro. De este modo quieren entender cómo se construyen y evolucionan las lenguas.

Una app para estudiar la evolucion del lenguaje humano jugando a crear tu propio idioma
Una app para estudiar la evolucion del lenguaje humano jugando a crear tu propio idioma | Sinc

Los investigadores del Max Planck Institute for the Science of Human History en Jena (Alemania) han lanzado Color Game, una aplicación para estudiar la evolución del lenguaje. Este juego con finalidad científica requiere que los usuarios codifiquen colores utilizando tan solo una serie de símbolos en blanco y negro.

De este modo, un gran número de jugadores interactúa libremente para crear lenguajes visuales compartidos. Los científicos ya están utilizando estos datos para entender cómo evolucionan los sistemas de comunicación humanos.

“Queríamos saber si los jugadores pueden construir un lenguaje basado en imágenes que trascienda los límites lingüísticos y explorar cómo lo hacen”, explica a Sinc Olivier Morin, líder del proyecto en el Max Planck Institute.

“Los lingüistas ya habían utilizado datos de juegos online existentes, pero esta es la primera vez que se construye una aplicación específica para investigar el lenguaje a través de un juego”, añade.

En Color Game, al jugador se le pide ‘comunicar’ un color concreto sin utilizar palabras. En su lugar debe utilizar una lista predefinida de símbolos en blanco y negro que no tienen asociaciones con ningún color particular.

Los símbolos de Color Game están diseñados para tener tan solo la cantidad adecuada de ambigüedad. “No son totalmente neutros, pero tampoco lo suficientemente precisos para ser identificados con colores específicos”, explica Morin. Los jugadores crean así un lenguaje por el mero hecho de usarlo.

Comparando el big data lingüístico

“Antes de lanzar la app realizamos seis predicciones sobre el comportamiento de los jugadores: cómo será su desempeño, qué símbolos usarán para codificar los colores, cómo evoluciona el significado del símbolo, etc. Estas predicciones son secretas –para no influir en los jugadores–, pero en un año las haremos públicas y compararemos con los datos generados en la app”, añade.

Conforme el jugador se familiariza con la app, los símbolos van adquiriendo significados que antes no existían, o tenían connotaciones no explotadas. “Tenemos teorías sobre el mecanismo que cede el significado a los símbolos. En parte hemos diseñado la app para confirmarlas”, concluye Morin.

Cuando los investigadores probaron la aplicación en el laboratorio se percataron de que los participantes tenían un rendimiento mucho mejor de lo esperado, incluso con los símbolos más complicados.  Aun así, Morin adelanta un truco: “Una estrategia ganadora, y que la mayoría de los jugadores no utiliza, es la creación de tus propios puzles en vez de resolver los de los demás”.

“Color Game no es un juego de puzles, tampoco sobre decodificar símbolos. El único código que debe romperse es el lenguaje que tú y otros jugadores inventéis”, concluye Morin.

La aplicación ya está disponible para dispositivos iOS y Android.

Referencia bibliográfica:

O. Morin, et al.: “What smartphone apps may contribute to language evolution research”. Journal of Language Evolution 

SINC | Sinc | Madrid | 15/05/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.