TecnoXplora » Redes Sociales

SU PROYECTO PERSONAL DE 2016

Zuckerberg quiere regalar el código del asistente que ha desarrollado para su casa

El jefazo de Facebook ha estado durante cien horas desarrollando a Jarvis, un asistente personal para su casa. Y ahora está pensando en regalar su código a todo el mundo.

El CEO de Facebook usando Jarvis

Mark Zuckerberg (Facebook) El CEO de Facebook usando Jarvis

Publicidad

Durante todo el año pasado el reto personal del fundador de Facebook ha sido desarrollar un asistente personal controlado por voz basado en la inteligencia artificial, en plan Iron Man. El propio Zuckerberg se ha encargado de mostrar al mundo en un par de vídeos a su criatura, bautizada con el nombre de Jarvis, y se está planteado regalar el código que ha creado para programarlo.

En el primer vídeo explica el progreso de este asistente casero y las funciones diarias que es capaz de realizar en su casa, en la que vive con su mujer y su hijo pequeño.

Tras cien horas de trabajo, ahora el ayudante es capaz de controlar sus luces, su música e incluso tostar pan en una tostadora 'vintage' de los años cincuenta. Y tuvo que echar mano de esta última no por snobismo, sino porque no encontró una moderna que le permitiera "empujar el pan hacia abajo mientras está apagada para que pueda empezar a tostarse el pan cuando el teléfono se enciende por la mañana”. Por eso usó esta tostadora vieja y un interruptor conectado para solucionarlo.

Zuckerberg cuenta en un post que fue más fácil desarrollar el código que el trabajo posterior de conectar y comunicar los diferentes sistemas domóticos de su casa, que incluyen -además de Spotify y la mencionada tostadora- las luces, cámaras y puertas y el termostato.

Para esto último entrenó a su asistente para reconocer su voz y la de su esposa, Priscilla Chan, permitiendo que ambos pudieran pedir que sonara la música en los equipos conectados, adaptando Jarvis el hilo musical tras escuchar mensajes como “hoy no estoy de humor”. Zuckeberg dice que cree que hay un nicho de mejora en el reconocimiento de los mayordomos digitales de este tipo de deseos, más abiertos que específicos.

En un segundo vídeo, en tono de humor y con la voz prestada de Arnold Schwarzenegger, Priscilla cuenta los problemas que surgieron en el desarrollo de su nuevo juguetito, como que al principio el asistente usara una voz ruda con la que parecía que fuera él quien estuviera dando órdenes o que tuviera problemas para reconocer su voz.

Una parte interesante es el aprovechamiento de la tecnología de reconocimiento facial de Facebook para escanear las caras con las cámaras que tiene en su puerta de entrada. Para ello, puso en marcha “un simple servidor que vigila constantemente las cámaras y que ejecuta dos pasos, la detección de rostros y la identificación de rostros”, cruzando los datos con la agenda para confirmar si Mark o Priscilla están esperando a alguien y avisarles de su presencia.

Otra de las novedades del asistente es la inclusión de un 'chatbot' de Messenger para hablar con él, una herramienta ya presente en la plataforma para la atención automatizada de empresas o para que un robot te de información automática. Esto viene bien cuando no quieres hablar en voz alta, para no molestar, o cuando quieres que te conteste con mensajes. Como veis, lleva tanta tecnología ya implementada en la red social que parece que ha venido a hablar de su libro.

En el post Zuckerberg detalla que su nueva criatura es de código abierto y que está considerando hacerlo público, aunque la pega es que está “demasiada ceñido” a la configuración de su casa, por lo que habría que pulirlo un poco más antes de dar el paso. A no ser que tengas una casa como la suya...

Publicidad