Estos días estamos hablando mucho de Zoom, la app de videollamada que se ha convertido en una de las más descargadas de las tiendas móviles en estas últimas semanas. Los masivos confinamientos en todo el mundo nos han llevado a muchos a utilizar estas apps para estar más cerca de la familia y de los amigos. Pero una vez más, como solemos recordaros siempre que hablamos de esta app, la seguridad es un aspecto clave alrededor de esta aplicación, y en las últimas semanas también hemos conocido muchos datos negativos sobre Zoom relacionados con la seguridad, que la ha puesto en entredicho en esta app. Ahora parece que sus propietarios están trabajando duro en hacerla más segura, hasta el punto de que han comprado una potente startup especializada en la encriptación de extremo a extremo.

Zoom contará con una encriptación como la de WhatsApp

La encriptación de extremo a extremo se ha convertido en una de las señas de identidad de WhatsApp. Esta funcionalidad ha aumentado la reputación de la app de mensajería de Facebook, que desde que cuenta con ella se percibe como una app más segura. La compañía que ha adquirido Zoom se llama Keybase, y con ella será más sencillo para la aplicación de videollamada ofrecer una experiencia segura, que es algo de lo que ha carecido ahora. Unas carencias que con el uso intensivo de 300 millones de usuarios todos los días se han hecho más evidentes que nunca. Esta adquisición entra dentro de ese plan a 90 días anunciado por Zoom para mejorar la seguridad de la aplicación.

Zoom | Pexels

En la misma publicación donde se ha anunciado la compra de esta startup por parte de la aplicación de videollamadas, se asegura que Zoom contará con un cifrado de extremo a extremo para sus reuniones. Eso sí, esta protección solo estará disponible para todos aquellos usuarios que tengan una cuenta de pago, por lo que los usuarios que utilizan la app de manera gratuita no tendrán acceso a esta protección, al menos de momento.

El cifrado de extremo a extremo garantiza la máxima seguridad

Esta es la primera adquisición de Zoom en los nueve años de historia que tiene la compañía, y con ella los usuarios que puedan acceder a esta característica van a ganar mucha seguridad. Porque el cifrado de extremo a extremo es un sistema que garantiza que los mensajes que se envían entre dos usuarios solo pueden ser accesibles por estos. En el caso más cercano que conocemos, que es el de WhatsApp, los mensajes solo pueden leerlos los emisores y receptores de estos. Toda intrusión exterior que tenga acceso a los mensajes los verá encriptados, por lo que serán ilegibles. Incluso la propia WhatsApp, o en su futuro Zoom, serán incapaces de poder leer estos mensajes encriptados de ninguna de las maneras. De esta forma en Zoom se acabarán para siempre esos accesos indebidos a las salas de reuniones por parte de extraños, y la difusión de vídeo y sus mensajes sin control.