La necesidad de cubrir los granitos y de tener que lucir una piel libre de acné llevan a muchas personas a sufrir problemas como depresión o ansiedad.

¿Es necesario cubrir el acné para lucir un rostro perfecto? Existe un movimiento en redes sociales que reivindica la normalización de las llamadas "imperfecciones" de la piel.