Llevamos unas semanas en las que parece imposible salvar de la quema a Facebook. La red social de Mark Zuckerberg no solo ha tenido que volver a pedir disculpas por uno de sus muchos errores, sino que esta vez ha cometido el peor de todos: poner a disposición de según empresas unos datos y una gestión de su uso verdaderamente preocupante.

En plena campaña del #DeleteFacebook, un movimiento online que busca que cada vez más usuarios se den de baja de la plataforma para evitar el uso aparentemente ilícito de sus datos, Zuckerberg se ha visto envuelto en una mayúscula polémica de la que nadie sabe, todavía, como va a salir (si es que sale).

¡También tiene tus vídeos sin publicar!

Y cuando pensábamos que la cosa no podía ir más allá, va la red social y lo complica todavía más. Según ha desvelado el New York Magazine, Facebook también estaba guardando los vídeos que habías grabado... pero que ni siquiera habías llegado a publicar en la red social.

Pero, ¿cómo hacía esto? Hay dos formas de subir un vídeo a Facebook: una es grabarlo desde tu propia cámara y después subirlo a Facebook; la otra, una vez metido en Facebook, era darle a la opción de grabar vídeo. Y es esta segunda alternativa la que ha traído problemas. Según el magazine, cuando grababas un vídeo desde Facebook pero luego no llegabas a publicarlo, a la red social le daba igual: lo guardaba y almacenaba de todos modos.

El descubrimiento de un usuario

Fue un usuario el que se dio cuenta de ello. Cuando la gente empezó a recurrir a la herramienta de descargarse toda la información que Facebook tenía de él, se dio cuenta de que también habían llegado a archivar esos vídeos, que él realmente nunca llegó a publicar en su muro ni el de ninguno de sus contactos.

Facebook, qué remedio, ha tenido que admitir la evidencia. Eso sí, en la red social aseguran que no era una decisión premeditada, sino que se ha debido a un bug de programación que ya están solucionando para que no vuelva a ocurrir.

Veremos cómo queda la cosa, pero hay algo que está claro: a Zuckerberg no solo se le está complicando cada vez más la vida, sino que además no está encontrando aliados de ningún tipo en la industria.

Y es que ni siquiera los grandes CEO de otros gigantes tecnológicos, como Tim Cook de Apple o Elon Musk de Tesla, han perdido la oportunidad de criticar a Facebook por sus movimientos en los últimos. Zuckerberg, nos tememos que esta batalla vas a tener que librarla tú solo.