Un hecho que todavía desconocen algunos usuarios de Facebook. Usuarios que se descargan aplicaciones para comprobar quién le ha echado un vistazo a su perfil. Pero son toda una estafa. Estas aplicaciones piden datos personales y, a cambio, ofrecen una lista de fisgones inventada.

Como ejemplos, podemos nombrar a Checker, destapada en 2012. O quiente.net, la antigua Lagroft, aplicación disponible también para vigilar la última conexión en WhatsApp.

Además, en la red era común encontrarse con supuestos trucos. El más conocido, aquel que consistía en mirar el código fuente de la página, teclear Initial Chat en el buscador y descubrir una lista de usuarios que, supuestamente, habían cotilleado nuestro perfil. Sin embargo, lo que obtenemos es la lista de personas con las que hemos chateado.

La red social advierte de que todas estas prácticas no valen para nada. Y es que Facebook prohíbe realizar un seguimiento de quién ve un perfil o una simple foto. Así que, tranquilo: deja cotillear y cotillea sin preocuparte, que no te van a cazar.