De la foto fija del panorama mundial de las redes sociales a finales del pasado año –obra de Vincenzo Cosenza- se pueden sacar innumerables conclusiones, pero hay una que es demoledora y salta a la vista: Facebook es indiscutiblemente la reina a nivel global, con las notables excepciones de China (en manos Qzone), Rusia (dominada por VKontakte) y un reducido grupo de países más pequeños que resisten ahora (¿y siempre?) al invasor.

¿Y qué pasa con Europa? ¿Es que en los países del Viejo Continente no hay alternativas locales? Pues sí, sí que las hay, pero sucede como con Tuenti, la alternativa española por excelencia, que ha visto como en medio año se marchaban más de la mitad de sus usuarios (concretamente el 58%). Ahora en manos de Telefónica, gran parte del futuro de la empresa está en su operadora móvil virtual. Hay que hacer negocio en otra parte porque las redes sociales ya no son lo que eran...

En los países de nuestro entorno las cosas tampoco van muy bien para las redes generalistas locales:

Reino Unido

En las islas británicas sucede algo curioso. La principal alternativa a los gigantes multinacionales no es una red social de casa, sino una visitante llegada de San Francisco ¿Te acuerdas de Bebo? Tuvo su momento de gloria en los años de transición entre MySpace y Facebook, cuando llegó a ser la red social más popular en Reino Unido.

Después, sus fundadores vendieron el negocio a AOL y los usuarios se fueron mudando lentamente a la web de Zuckerberg, que hoy día es reina y señora de las virtuales tierras de Isabel II. Menudo bajón... A los fundadores no les quedó otro remedio que volver a comprar la empresa y ahora están trabajando para relanzar la plataforma ¿Serán capaces de recuperar el esplendor perdido?

Alemania

La más internacional de las redes sociales alemanas es sin duda Xing, principal alternativa a LinkedIn para el mundo de los negocios. Esta plataforma de contactos profesionales tiene cierto tirón en otros países, aunque tres cuartas partes de sus visitas provienen de Alemania.

 width=

Además, los internautas de la potencia centroeuropea tienen un buen puñado de redes sociales autóctonas a su disposición. Lokalisten y StudiVZ son las más relevantes, aunque ambas han sufrido el impacto de la globalización de Facebook. La primera ha pasado de 43,2 millones de usuarios únicos en octubre de 2009 a los dos millones que tiene en la actualidad, mientras que la segunda, similar a la web de Zuckerberg hasta el punto de parecer una copia, registra hoy un 10% del tráfico que tenía hace dos años.

Francia

La red social más popular de la nación gala también es una alternativa a LinkedIn. Hablamos en este caso de Viadeo, fundada en París en mayo de 2004 y que cuenta hoy con más de 55 millones de miembros a nivel global. Y hay un matiz curioso: el grupo del que forma parte esta plataforma también es propietario de Tianji, la mayor red de contactos profesionales de China con 17 millones de usuarios.

 width=

Más allá de este conglomerado, otra red social a tener en cuenta es Skyrock, que sobrevive a la sombra de Facebook gracias a su diversificada oferta, estilo portal: blogs, buscador de fotos, noticias... En total alberga 22 millones de perfiles y 29 millones de bitácoras.

Italia

En el caso de la bota de Europa, la principal red social de ámbito nacional no es una alternativa a Facebook, sino una plataforma de 'microblogging' más similar a Twitter: Meemi. ¿Las diferencias que la permiten sobrevivir? No tiene límite de 140 caracteres y permite dar formato al texto.

La italiana es un ejemplo de que una red generalista puede encontrar su hueco en el mercado nacional si sabe distinguirse de sus competidores, especialmente de los gigantes norteamericanos. Ahora habrá que ver si, en un futuro dominado por las 'apps', la hegemonía sigue en manos de unos pocos (o prácticamente de uno solo) o la tarta de las redes sociales se reparte entre todos los pequeños de la fiesta.