La red social de Facebook se ha caracterizado siempre desde sus inicios por tener en la fotografía el centro de sus mensajes. Alrededor de ellas se produce toda la actividad en esta red, aunque en los últimos años se haya mutado en una app donde también el vídeo tiene su protagonismo, el resultado es que lo multimedia es lo que realmente importa dentro de ella. Y como es lógico, quien más y quien menos participa en la red social tiene varias imágenes subidas en su cuenta. Y por la razón que sea puede llegar el momento en el que no queramos que algunas de esas imágenes se muestren al público, por lo que preferiremos que estas se mantengan ocultas. Esto no quiere decir que tengas que borrarlas, como vas a comprobar a continuación.

Así puedes ocultar las imágenes e Instagram

Cuando estamos en nuestro feed, viendo todas las imágenes que hemos publicado hasta ahora, tenemos la opción de ocultar alguna de ellas si así lo deseamos. Esto no implica que se vaya a borrar de nuestra cuenta, sino que podemos ocultarla temporalmente, hasta que por alguna razón queramos que vuelva a aparecer en nuestra cuenta. Para ello, lo que tenemos que hacer es pulsar sobre los tres puntos que hay en la parte superior derecha de la imagen que queremos ocultar, y en el menú que se despliega, pulsar sobre “archivar” momento en el que la imagen desaparecerá de nuestro feed de publicaciones.

Como decimos esto solo oculta la imagen, en una sección donde se reúnen todas esas imágenes que hemos ocultado. A estas podemos acceder pulsando las tres rayas horizontales en la parte superior derecha de la pantalla, en el feed de Instagram. Ahí podremos ver un nuevo menú desplegable donde podemos pulsar también sobre “archivar” lugar donde veremos las imágenes que hemos archivado u ocultado anteriormente. Ahora solo tenemos que seleccionar la imagen que queremos devolver al feed, pulsando antes en el lugar de Instagram donde estaba publicada, para poder acceder a ella.

Una vez que la tenemos lista, pulsamos los tres botones en la parte superior derecha de la pantalla y pulsamos sobre “mostrar” momento en el que la imagen volverá a mostrarse en nuestro feed en el mismo lugar que se encontraba cuando la ocultamos. De esta manera la foto habrá permanecido oculta el tiempo necesario, y volverá a su lugar de origen también en el momento que nosotros elijamos. Nunca se sabe por qué queremos ocultar una imagen, pero lo bueno es que al hacerlo solo tenemos acceso a ella nosotros. De esta manera nunca perdemos las imágenes, pero elegimos en todo momento si van a poder ser disfrutadas por otras personas o no.

Así te ahorras el doble trabajo de tener que borrar una imagen y tener que volver a subirla, con una nueva fecha, algo que despertaría más sospechas entre otros que este proceso, con el cual nadie sabrá qué ha pasado con la imagen, solo desaparecerá y aparecerá cuando a nosotros nos parezca bien.