Si hace 20 años hackeabas (en el buen sentido) una web y descubrías un fallo podían pasar dos cosas: una, que te miraran de manera despectiva como al listillo de la clase, o dos, que la web en cuestión te pusiera una demanda que te dejara tiritando.

Sin embargo, y por suerte para todos, hace tiempo que las mejores compañías tecnológicas del mundo han dicho adiós a ese tipo de prácticas y, por el contrario, han decidido premiar a todos aquellos que encuentren fallos (siempre que no se lleven nada que no les pertenezca, evidentemente).

El último ejemplo es el de Jani Finn, un hacker finlandés de apenas 10 años que acaba de convertirse en la envidia de medio mundo al ganarse 10.000 dólares. Y todo por haber sido capaz de encontrar un grave fallo en Instagram.

Y es que hace poco el pequeño Jani se topó con un gravísimo agujero de seguridad en la red social que permitía a 'cualquiera' con su ingenio acceder al código que Instagram tiene alojado en sus servidores y hacer las modificaciones necesarias para que, por ejemplo, un comentario puediera ser borrado de la red social.

Cuando Jani descubrió este error como hacker (de los de verdad, de los que no hacen daño), la plataforma le dio 10.000 dólares: una recompensa visiblemente generosa para él, aunque calderilla para Instagram, que ha conseguido así tapar un agujero en sus entrañas de seguridad.

Llevan 4,3 millones gastos en recompensas

No es la primera vez que Instagram se pone en contacto con alguien que ha descubierto un error en su plataforma, ni mucho menos. De hecho, el descubrimiento de Jani resulta ínfimo si lo metemos dentro de los más de 800 errores que los hackers han ayudado a resolver a Instagram desde que salió a la luz pública.

De hecho, a la red social propiedad de Facebook no está saliéndole (demasiado) barata esta medida que ya llevan a cabo muchas otras web mediante la campaña Bog Bounty: hasta la fecha lleva gastados nada menos que 4,3 millones de dólares en recompensas para todos aquellos que han descubierto errores en el funcionamiento o el código de Instagram.

Habrá que ver qué hace Jani con el dinero. Como siga así no le faltarán ofertas para trabajar en Instagram en cuanto pueda hacerlo legalmente.