Seamos claros: no es que Twitter esté pasando ahora mismo por los mejores momentos de su historia, precisamente.

La red social cada vez va ganando más relevancia a nivel social, pero eso apenas se traduce en aumento de ingresos, con lo que la plataforma va perdiendo valoración de cara a los inversores.

Además, las iniciativas que la red social llevó a cabo en 2015 para ganar más dinero, como el aumento de la inserción de publicidad y tuits patrocinados, no está ayudando a mejorar sustancialmente.

Mientras Jack Dorsey y los suyos siguen intentando que el panorama remonte, la plataforma está llevando a cabo algunas iniciativas que parecen indicar una minúscula diversificación en su modelo de negocio.

De hecho, hace poco se ha sabido que Twitter ha invertido en Muzik, una startup americana que ha desarrollado unos auriculares chulísimos que nos permiten conectarnos a nuestros perfiles en redes sociales.

La forma de hacerlo es sencilla: los botones exteriores de estos auriculares no sólo permiten cambiar de canción o subir y bajar el volumen, sino que además son capaces de compartir en redes sociales la música que está escuchando en ese mismo momento, aportando cierto valor añadido al gadget. Otra cosa ya será que a los consumidores les parezca un dinero bien gastado o releguen el proyecto al oscuro baúl de los fracasos tecnológicos.

No es la primera vez que Muzik nos sale con estos auriculares, que ya asomaron en el mercado en 2013. Sin embargo, desde la compañía prefirieron mejorar el desarrollo, con lo que al final su producto estrella seguramente llegue a los comercios a mediados de este 2016 con un precio que rondará los 270 euros.

Muzik, los auriculares sociales de Twitter

Obsesión: unir música y Twitter

Por el momento no se sabe qué cantidad exacta de dinero ha invertido Twitter en Muzik, ni tampoco qué porcentaje de la empresa ha conseguido adquirir con ese dinero. Pero el caso es que, tras este movimiento, subyace de nuevo una vieja obsesión de la red social: unir la música con su plataforma.

De hecho, no es la primera vez que Twitter hace algo similar en este sentido: en 2013, en pleno apogeo de su red social, decidieron lanzar una plataforma de streaming de música al más puro estilo de Spotify. Sin embargo, el portal cosechó tanta curiosidad al principio... como fracaso al final.

Habrá que ver qué tal le sale a Twitter la jugada de los 'auriculares sociales'.