Muchos usuarios han sustituido directamente las llamadas de voz tradicionales a través de las líneas de telefonía por las conocidas como Voz IP, que no dejan de ser otra cosa que las llamadas que se realizan a través de las líneas de datos móviles, por lo que no suponen un gasto en llamadas, sino en datos móviles, como si estuviéramos navegando por Internet o en las redes sociales a través de una app. Esta es una de las características más importantes de WhatsApp, porque como decimos, cada vez son más personas las que utilizan la voz IP para llamar. Ahora esa posibilidad se ve amenazada por el próximo iOS 13, el sistema operativo que estrenarán los iPhone 11, y que podría suponer una grave amenaza para este tipo de llamadas.

¿Acabará iOS 13 con las llamadas de WhatsApp?

Es una posibilidad que se abre tras la información que hemos conocido hoy acerca de cambios que está realizando Apple en el nuevo sistema operativo. Aunque por otro lado las consecuencias nos parecen bastante exageradas. La medida que habría tomado Apple con iOS 13 sería la de limitar el uso de la VoIP en segundo plano, lo que de facto podría afectar directamente al uso de las llamadas de voz de WhatsApp. Estas llamadas se realizan normalmente mediante este método, y si se prohíbe el uso en segundo plano, lo más normal será que WhatsApp no sea capaz de reconocer que hay una llamada en curso a la que debemos responder.

WhatsApp | Pixabay

Algo que no podríamos saber hasta abrir la app directamente. La razón por la que Apple haría esto con iOS 13 sería para poder reforzar la seguridad de los usuarios cuando están utilizando sus iPhone, principalmente la privacidad. Es conocido que técnicamente es posible escuchar lo que estamos hablando a través del teléfono, e incluso lo que ocurre alrededor de este gracias a la VoIP que utiliza Facebook en sus aplicaciones, tanto en WhatsApp como en Messenger. Por tanto, la intención de Apple es la de limitar el uso de esta tecnología en segundo plano, evitando así que puedan escucharnos aunque sea para fines comerciales.

Según Apple, esta decisión se ha llevado a cabo para poder reducir el gasto de energía de la batería de las aplicaciones que están funcionando en segundo plano. No dudamos que esta sea una de las razones por las que Apple quiere limitar la VoIP, pero es evidente que como hemos conocido este año, las vulnerabilidades encontradas en las apps de Facebook relacionadas con esta tecnología de VoIP. Eso sí, parece demasiado pronto para asegurar que se acabarán las llamadas de este tipo en las apps de Facebook, pero es evidente que los de Zuckerberg van a tener que introducir importantes cambios para poder amoldarse a esta nueva medida de seguridad tomada por Apple para sus dispositivos. Seguramente encuentren el punto medio en el que las apps de Facebook puedan seguir ofreciendo llamadas sin que quede al descubierto nuestra privacidad. En cualquier caso, la amenaza para Facebook es patente.