¿Cuáles son las empresas en las que casi todo el mundo quiere trabajar? La respuesta casi siempre es la misma: las compañías tecnológicas.

Sucede todos los años, cuando salen los estudios sobre las mejores empresas del mundo en las que trabajar: compañías como Google, Facebook o Apple suelen discutirse los primeros puestos gracias a su punto de indudable innovación y a las (aparentemente) inmejorables condiciones laborales que ofrecen a sus empleados.

Sin embargo, parece que no es oro todo lo que reluce en este tipo de compañías, que también tienen –como cualquier empresa, dicho sea de paso– empleados que están verdaderamente descontentos con su ámbito laboral y sus hábitos de trabajo.

Jornadas de 24 horas durante seis semanas

Y eso es lo que cuenta, entre otros, Keith Adams, un ingeniero que trabaja en la red social de Mark Zuckerberg y que ha sacado a la luz algunas de las peores condiciones laborales que tienen en la compañía de Palo Alto.

Según Adams, una de las peores situaciones a las que pueden enfrentarse algunos empleados de Facebook son las jornadas maratonianas de trabajo. Según el ingeniero, hay trabajadores que tienen que tener una disponibilidad de 24 horas diarias en periodos de seis semanas, una configuración laboral que, aunque no te obligue a estar en la oficina 'calentando la silla', no parece pintar un ambiente de trabajo demasiado bueno, precisamente.

Cerebros brillantes, jefes mediocres

Otra de las críticas más frecuentes entre los empleados de Facebook se refiere a sus jefes directos, a los que muchos acusan de no saber ejercer un verdadero liderazgo y de dar totalmente de lado el trabajo en equipo entre todos los trabajadores que forman parte de un mismo departamento dentro de la compañía.

Con ello –y si diésemos por hecho que se trata de críticas justas y acertadas–, parece que Facebook se estaría enfrentando a un problema a tener medianamente en cuenta a medio y largo plazo: su plantilla está plagada de empleados con una brillante capacidad de ejecución y un talento incuestionable, pero también con unas aptitudes más que discutibles a la hora de dirigir pequeños o medianos equipos.

Por último, hay otra crítica –esta bastante frívola, todo hay que decirlo– que se repite bastante entre los trabajadores de Facebook: así como compañías como Google o Apple se han hecho famosas en el mundo entero también (pero no sólo) gracias a las inmejorables condiciones y servicios que ofrece a sus trabajadores (comidas gratis, servicio de lavandería, guarderías...), parece que todo eso brilla por su ausencia en la red social fundada por Mark Zuckerberg.