Nació en 2013 y, hasta ahora, había pasado bastante inadvertido. Instagram Direct, el servicio de mensajería de la red social fotográfica tiene ahora nuevas características con las que la plataforma propiedad de Facebook pretende generar conversación en su propio entorno.

Si hasta ahora lo más sencillo para compartir una imagen de Instagram con tus amigos era hacerlo a través de WhatsApp, ahora la aplicación permite hacerlo directamente a través de su propio servicio de mensajería.

Bajo cada foto, junto a los iconos del corazón (el clásico ‘Me gusta’) y del bocadillo para poner un comentario, ahora aparece una flecha que permite a los usuarios enviar esa publicación a alguno de sus contactos en Instagram.

Esta nueva característica ha sido ya implementada en las aplicaciones para iOS y Android y, además, permite enviar emoticonos: entre imágenes y ‘emojis’, Instagram parece pretender convertirse en un WhatsApp sin palabras que, a la vez, genere constantemente conversación.